Foto de archivo del polígono Marconi
Foto de archivo del polígono Marconi
Villaverde

Detenido por lanzar de un coche en marcha a una prostituta a la que robó 4.000 euros

Era cliente de la víctima, de 18 años, que llevaba solo un mes en España. Tiene antecedentes por abuso sexual y resistencia

Se ofreció a protegerla, pero la amenazaba de muerte y extorsionaba. El arresto se produjo 24 horas después de la denuncia

MadridActualizado:

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de nacionalidad española, de 33 años, por extorsionar y robar durante dos semanas a una joven rumana de 18 años, que ejercía la prostitución al que conoció como cliente en el polígono Marconi de Villaverde. En total, le arrebató 4.000 euros, todo el dinero que obtuvo en ese tiempo, según denunció la mujer.

La víctima había llegado a España hacía apenas un mes, y según su relato, no estaba sometida a ninguna mafia: trabajaba por libre. El delincuente, que contrató sus servicios durante unos diez días se ofreció de forma voluntaria a ofrecerle protección, es decir, se autoproclamó su proxeneta, sin que la joven supiera en que se traducía eso.

Fue poco después cuando comenzó a acudir periódicamente cada dos días y a la misma hora, seis de la tarde, hasta el lugar en donde se encontraba la mujer, según precisaron fuentes de la investigación. La introducía con violencia en la parte trasera de su vehículo, que tiene las lunas tintadas por lo que nadie se percataba de lo que sucedía. Entonces, la golpeaba y la amenazaba con un cúter para que le entregara la cantidad recaudada.

La mujer, que cumplió la mayoría de edad en abril, un día se hartó y se negó a sus pretensiones. Entonces el detenido la lanzó a la calzada desde un coche en marcha, informó ayer la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Fue la gota que colmó el vaso y lo que provocó que la chica, aterrorizada, denunciara en comisaria. Fue el pasado 1 de septiembre. La víctima recalcó que temía por su vida, ya que el agresor era una persona muy violenta y la amenazaba de muerte continuamente.

A por la recaudación

La denunciante y una testigo identificaron fotográficamente al agresor, por lo que los agentes establecieron un dispositivo policial para su detención. Esta no tardó y se produjo 24 horas después. El sujeto estaba en las inmediaciones del polígono industrial de Villaverde. Quizá, iba a por «la recaudación de la jornada», sintiéndose impune. Está acusado de un delito relativo a la prostitución y explotación sexual, así como otros de robo con violencia e intimidación, amenazas y coacciones.

En su haber contaba con otras dos reseñas policiales por abuso sexual y resistencia y desobediencia.