Planta de la escopolamina
Planta de la escopolamina - ABC

Detenido de nuevo «el rey de la burundanga»

La Policía Nacional arresta a Abdelillah T., de 35 años, acusado de utilizar drogas para dormir a sus víctimas y robarles

MADRIDActualizado:

La Unidad de Policía Judicial Adscrita a los Juzgados de Plaza de Castilla ha detenido a Abdelillah T., de 35 años, conocido como «el rey de la burundanga».

Se trata de un individuo atractivo y, en apariencia, muy simpático. Suele moverse por pubs y discotecas de moda en la zona centro de la capital, ya fuera por Huertas o Chueca. Allí es donde se fija en sus víctimas, cifradas en más de una docena según fuentes policiales, tanto hombres como mujeres. Lo buscaba un juzgado de Madrid y otro de Leganés por sus delitos.

Lo que hace luego es cortejarlos, ligárselos, y mientras se toma una copa aprovecha para, sin que se den cuenta, echar una sustancia (no siempre burundanga o escopolamina), también hipnóticos o «popper» (que, bebido, puede provocar una cianosis y dejar sin conciencia a su consumidor); de esta manera, conseguía alterar sus capacidades volitivas. En definitiva, los drogaba para que quedaran a su merced.

Abdelillah no tiene trabajo legal reconocido y reside con su mujer, española, y su hijo pequeño. Tiene numerosos antecedentes policiales; de hecho, ha sido arrestado en más de una quincena de ocasiones, tres de ellas en el último año. Está considerado un experto en el robo en viviendas por el método ya descrito; pero también cuenta con un historial de robos con fuerza, con violencia e intimidación, tráfico de drogas, estafa (usaba las tarjetas de crédito de las víctimas y tirones, han indicado fuentes policiales.

Ha sido arrestado cuando dormía en su piso.