Detenidas tres mujeres de un clan por matar a la expareja de una de ellas

El crimen ocurrió el día de Navidad en Móstoles y la autora y su madre se refugiaron en la casa de su familiar en Jaén

MadridActualizado:

Carmen Durán Cruz, de 28 años y con casi una decena de antecedentes; su madre María Pilar, de 48, y una hermana de esta Felisa, de 60, han sido detenidas en Jaén por el crimen de la expareja de la primera, ocurrido el pasado día de Navidad en el Parque Coimbra de Móstoles. Esa madrugada un joven, de 26 años, ingresó prácticamente muerto en el Hospital Universitario Rey Juan Carlos tras recibir una puñalada mortal en el corazón. Dos clanes de mercheros (quinquilleros) se enfrentaron en una trifulca multitudinaria con cuchillos y puñales, desencadenada supuestamente por las desavenencias de la pareja. Otra mujer, familiar de la víctima, también fue apuñalada durante la reyerta.

Agentes del Grupo V de Homicidios de la Jefatura de Policía de Madrid se trasladaron hasta la ciudad andaluza siguiendo la pista de las fugitivas (madre e hija), que se habían refugiado en la casa de su familiar huyendo de la Policía. En las próximas horas serán puestas a disposición del Juzgado de Móstoles que instruye el caso. Carmen Durán está acusada de ser la autora de la puñalada que le costó la vida a su expareja, de otro clan; su madre de las lesiones causadas a la tía de este y la tercera mujer, hermana de esta última, de encubrimiento, según confirmaron a ABC fuentes de la investigación. La autora del crimen tiene nueve antecedentes policiales en varias provincias por hurtos, robo con violencia y atentado a agente de la autoridad.

Ese día de Navidad acabaron enfrentándose a puñaladas dos familias en plena calle. Según algunas fuentes, la riña empezó en Navalcarnero y se trasladó hasta Móstoles con los ocupantes de tres vehículos implicados en los hechos. Tras el apuñalamiento de la víctima fueron sus propios familiares sin avisar ni a la Policía ni a los servicios de Emergencias quienes lo trasladaron al hospital moribundo. Los médicos solo pudieron certificar su muerte. Poco después llegó a Urgencias del mismo centro sanitario una mujer herida también por arma blanca, acompañada de varios parientes. Cuando la llamaron de admisión para pedirle sus datos y valorar su estado se marchó seguida de toda la familia.

Pero necesitaba cura y, seguramente, para que no la vincularan con el crimen y la trifulca acudió al Hospital Universitario de Alcorcón donde sí permitió que la atendieran. Tenía una herida incisa a la altura de la cadera. «Me la he hecho yo cuando estaba cortando jamón». No la creyeron, pero como el corte no era grave fue dada de alta después de ser atendida. Según los agentes de Homicidios de la Jefatura madrileña, fue María Pilar Cruz la exsuegra del asesinado la autora de estas lesiones. Las tres mujeres se confabularon al menos para ocultarse y poner kilómetros de por medio. Tres meses después han sido detenidas.