Carlos Sánchez-Mato, concejal-presidente de los distritos de Latina y Vicálvaro
Carlos Sánchez-Mato, concejal-presidente de los distritos de Latina y Vicálvaro - ABC

El desprecio de Sánchez Mato a la bandera de España: «Por favor, una plancha para ese trapo»

El edil de Ahora Madrid, interrumpió la junta de distrito que presidía, para lanzar su ofensa contra vocales de la oposición que habían colocado la enseña

MadridActualizado:

El concejal-presidente del distrito de Vicálvaro, Carlos Sánchez-Mato, ha vuelto a protagonizar una salida de tono con los símbolos del Estado tras despreciar públicamente la bandera de España. Lo hizo la semana pasada durante el pleno de la Junta de Distrito de Vicálvaro tras pedir «silencio y educación» a vocales de la oposición que tenían colgada la enseña en su mesa. «Por favor, un poquito de silencio, un poquito de educación y una plancha para ese trapo, por favor», espetó.

No es la primera vez que protagoniza unos hechos similares, después de que en junio celebrara el pleno de la Junta de Distrito de Latina sin la preceptiva imagen del Rey Felipe VI. Según denunció entonces el PP, aunque el concejal-presidente, Carlos Sánchez Mato, fue advertido de ese hecho, no impidió que el pleno continuase ni ordenó restituir la fotografía del Jefe del Estado.

La normativa establece que se sitúe una imagen de Felipe VI en el lugar donde se celebren los plenos. Así se recoge expresamente en el artículo 85.2 del Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, de 28 de noviembre de 1986: «En lugar preferente del salón de sesiones estará colocada la efigie de S. M. El Rey».

La bandera republicana, en Retiro

El delegado de Economía y Hacienda y el tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente, tuvieron otra salida de tono institucional en noviembre de 2017, cuando cambiaron la bandera de España por la de la republicana en el Salón de Plenos de Retiro durante un acto en homenaje a a II República. El espacio fue cedido por el concejal-presidente del distrito, Nacho Murgui, quien, pese a ser el principal valedor del evento, no participó en el mismo.

En contra de lo que dicta el artículo 3.1 de la Ley 39/1981, por la que se regula el uso de la bandera de España y el de otras banderas y enseñas («La bandera de España deberá ondear en el exterior y ocupar el lugar preferente en el interior de todos los edificios y establecimientos de la Administración central, institucional, autonómica, provincial o insular y municipal del Estado»), en la sala se exhibieron tres banderas republicanas, una de ellas, en el mástil reservado para la nacional, flanqueada por las del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid.