Desmantelada una banda que robaba móviles y carteras en las fiestas de Tres Cantos

La Guardia Civil estableció controles de acceso en todas las entradas a la localidad y detectó la llegada en tres taxis de once personas de nacionalidad búlgara con numerosos antecedentes

MADRIDActualizado:

La Guardia Civil ha desmantelado una banda que se había especializado en robar teléfonos móviles y carteras en las fiestas de Tres Cantos con la detención de cinco ciudadanos búlgaros, cuatro de ellos menores, que se desplazaban desde Madrid en vehículos propios o en taxi. Según ha informado la Comandancia de la Guardia Civil, los arrestos han sido fruto de un dispositivo puesto en marcha junto a la Policía Municipal para evitar los robos y reyertas ocurridos en ocasiones anteriores en diferentes fiestas patronales.

La Guardia Civil estableció controles de acceso en todas las entradas a Tres Cantos y detectó la llegada en tres taxis de once personas de nacionalidad búlgara con numerosos antecedentes por robo de teléfonos móviles y de carteras en diversos eventos. Tras ser identificados y al verse descubiertos abandonaron la localidad. Al día siguiente se volvieron a establecer los mismos controles y se detectó a cinco de los sospechosos del día anterior en un coche. Se trataba de un mayor de edad y cuatro menores: tres chicas y un chico.

Se decidió vigilarles y se comprobó que el mayor trasladó hasta el recinto ferial a los cuatro menores, que de manera coordinada fueron cometiendo diversos hurtos, simulando chocar de manera accidental con las personas. Tras cometer los hechos se dirigían a un punto vigilado por el mayor de edad en el que iban escondiendo y acumulando los objetos robados para evitar llevarlos encima si eran sorprendidos.

Los agentes les detuvieron cuando iban a abandonar la localidad con diez teléfonos móviles y 750 euros en efectivo. Los menores iban indocumentados y el único representante legal que tenían en España era el mayor de edad que también fue detenido, constatando que se desplazan a España de manera temporal a cometer estos hechos delictivos. Los detenidos tienen entre 15 y los 58 años, según determinó la prueba radiológica efectuada en un hospital.