AFP  Efectivos de la Unidad Militar de Emergencias retiran ayer nieve y hielo en los jardines del Palacio Real de Aranjuez
AFP Efectivos de la Unidad Militar de Emergencias retiran ayer nieve y hielo en los jardines del Palacio Real de Aranjuez

Desde Siberia con amor

POR MIGUEL OLIVERMADRID. La nieve ya es pasado y, sin que sirva de precedente, las administraciones han cerrado su capítulo más blanco con palmadas en la espalda. Hacía tiempo que la Comunidad de

MIGUEL OLIVER | MADRID
Actualizado:

La nieve ya es pasado y, sin que sirva de precedente, las administraciones han cerrado su capítulo más blanco con palmadas en la espalda. Hacía tiempo que la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Fomento no acababan cogidos de la mano a cuenta del Plan de Inclemencias Invernales. Tuvo Rodríguez Zapatero que mandar a Siberia -además de verdad- a Magdalena Álvarez para calmar las cosas. Desde su marcha, todo ha sido más fluido.

Esperanza Aguirre, por ejemplo, calificó ayer de «excelente» la colaboración con el Ministerio, «como ha ocurrido siempre desde que dirige este departamento José Blanco». En la misma línea se pronunció el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, tras valorar la ayuda prestada por la UME, que desplazó a la región a 42 miembros del I Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM I), con sede en la base aérea de Torrejón.

En concreto, estos militares, con cuatro máquinas quitanieves, dos vehículos pesados y siete vehículos ligeros, trabajaron en la limpieza de nieve en vías de comunicación y en accesos a infraestructuras críticas. Sobre todo, la UME despejó los accesos a los hospitales de Leganés, Fuenlabrada, Coslada, San Sebastián de los Reyes, Móstoles, Parla, Puerta de Hierro y Valdemoro.

La delegada del Gobierno, Amparo Valcarce, también se felicitó por la «buena coordinación» entre administraciones, así como por la «respuesta cívica de los ciudadanos», lo que permitió que «Madrid funcione, a pesar de la importante inclemencia invernal».

La nota discordante

La ministra de Defensa, Carme Chacón, supervisó los trabajos de la Unidad Militar de Emergencia en Aranjuez. La nota discordante la puso el alcalde de este municipio que advirtió que tuvo que pedir la ayuda del Ejército, ante el «abandono» de la Comunidad. Sólo fue un lunar negro. Tantos unos como otros se felicitan por el éxito del dispositivo. Las previsiones no recogen nuevas nevadas para la capital en los próximos días. A pesar de todo, por primera vez, las administraciones demostraron que le han cogido el tranquillo. Después de doce horas seguidas de intensas nevadas, el manto blanco ya es pasado. Madrid está preparado para la próxima.