Desciende el número de extranjeros empadronado en la Comunidad de Madrid

EP
MADRIDActualizado:

El número de extranjeros empadronados en los 179 municipios de la Comunidad de Madrid se estancó en el último trimestre de 2008, ya que se que se pasó de 1. 109. 079 personas en octubre de 2008, a 1. 108. 920 en enero de 2009, según datos del Informe de la Población Extranjera Empadronada en la Comunidad de Madrid 2009.

Sin embargo, en las mismas fechas del año pasado, la cifra de empadronados se había incrementado en 30. 000 personas. En términos interanuales también hubo un descenso, ya que, en todo 2008, fueron 48. 000 los inmigrantes empadronados en la región, un 20 por ciento menos que en 2007 cuando la cifra fue de 60. 000.

El consejero de Inmigración y Cooperación, Javier Fernández Lasquetty, relacionó el origen de este descenso con "la crisis económica de España, que es muy superior en términos de paro a de otros países europeos".

Aunque también señaló que otro de los factores que pueden incidir en el descenso es que algunos de los extranjeros que estaban empadronados se han nacionalizado y han pasado a aparecer como españoles por lo que no se les cuantifica. En 2008 se concedieron 24. 000 nacionalidades en la Comunidad, 2. 000 más de las que se concedieron el pasado año.

La mayoría de las nacionalizaciones correspondieron a Ecuador (9. 753), Colombia (3. 725), Perú (3. 786), Marruecos (1. 500), República Dominicana (1. 276), Argentina (793) y Cuba (525).

Según los datos del informe, la Comunidad acoge ya a poco más de un millón de inmigrantes empadronados, la mitad de ellos en la capital, lo que representa el 17 por ciento del total de la población madrileña. La nacionalidad mayoritaria es la rumana con 205. 784 empadronados, seguida de los ecuatorianos (137. 911), marroquíes (90. 396), colombianos (74. 000), Perú (64. 551), Bolivia (57. 997), China (40. 257), República Dominicana (34. 973), Bulgaria (32. 837), y Polonia (28. 210).

Los paraguaya fue la nacionalidad que más incrementó su población en la región en 2008 (20 por ciento), seguida de la italiana, (15 por ciento), la china (13 por ciento), la peruana (12 por ciento), y la dominicana (16 por ciento). Por el contrario, se produjeron descensos en la población ecuatoriana (-5 por ciento), "principalmente por nacionalizaciones"; y en el número de bolivianos, que decreció en un 4 por ciento, que el consejero achacó al retorno a su país de origen, ya que los bolivianos "tienen un periodo de permanencia inferior al resto". Respecto al incremento de los italianos, Lasquetty explicó que la mayoría de ellos son ciudadanos de origen argentino que cuentan con la nacionalidad italiana. La distribución de la población extranjera en la Comunidad es la misma que la de la población española, ya que la mitad se establece en la capital, un tercio en las coronas metropolitanas y un 12 por ciento en los municipios no metropolitanos. Un dato que el consejero consideró "muy positivo", ya que significa que "en la región no se han formado ghettos como en París o Amsterdam".

Parla es un año más el municipio que mayor porcentaje de población extranjera acoge con 31. 388 inmigrantes, lo que supone el 27 por ciento del total de habitantes el municipio. Le siguen Coslada con 20. 385 extranjeros (22 por ciento), Torrejón de Ardoz con 24. 915 inmigrantes (21 por ciento), y Alcalá de Henares con 43. 000 extranjeros (20, 8 por ciento). La capital es la que mayor número acoge, medio millón, lo que supone un 17 por ciento del total de sus ciudadanos.

Aunque también hay localidades madrileñas en las que la población inmigrante supone casi la mitad del total. Es el caso de Fresnedillas de la Oliva, donde el 41 por ciento (581) de sus habitantes son extranjeros; Valdilecha, con 898 extranjeros (31 por ciento); o los pequeños pueblos de El Vellón, Rascafría y Buitrago de Lozoya donde el 30 por ciento de la población es extranjera.

Ya en la capital, los distritos que soportan un mayor peso inmigratorio respecto a su población son Centro (28 por ciento), Carabanchel, Usera y Villaverde (24 por ciento), y Tetuán (22 por ciento). Les siguen Puente de Vallecas (20 por ciento), Latina (19 por ciento), Ciudad Lineal (18 por ciento), Villa de Vallecas y Vicálvaro (17 por ciento), Arganzuela (16 por ciento), San blas (15 por ciento), Chamberí (15 por ciento), Salamanca (14 por ciento), y Moncloa-Aravaca, Hortaleza y Barajas (13 por ciento).

Por el contrario, los distritos con menos inmigrantes entre su población son Chamartín (12 por ciento), Fuencarral-El Pardo y Moratalaz (11 por ciento), y Retiro (10 por ciento). Por nacionalidades, los rumanos son mayoría en Fuencarral-El Pardo, Barajas, Vicálvaro y Villa de Vallecas; y los ecuatorianos se concentran en Moncloa-Aravaca, Tetuán, Chamartín, Chamberí, Salamanca, Ciudad Lineal, San Blas, Moratalaz, Puente de Vallecas, Villaverde, Carabanchel, Latina, Centro, Chamberí, Arganzuela, Retiro. Por su parte, Usera es patrimonio de los bolivianos y Hortaleza de los franceses. Más concretamente, por barrios, los que acogen un mayor porcentaje de inmigrantes (24-35 por ciento) son Embajadores, Cortes, Justicia, Universidad, Sol (Centro); La Chopera (Arganzuela); Bellas Vistas, Valdeacederas y Berruguete (Tetuán); Puerta del Angel (Latina); Comillas, Opañel, San Isidro, Vista Alegre, Puerta Bonita y Abrantes (Carabanchel); Almendrales, Moscardó, Zofío y Pradolongo (Usera); San Diego y Numancia (Puente de Vallecas); Pueblo Nuevo (Ciudad Lineal); San Andrés, San Cristobal y Los Rosales (Villaverde); Ambroz (Vicálvaro); y Aeropuerto y Casco Histórico (Barajas).

En relación al perfil de la población inmigrante, el Informe señala que del total de extranjeros, la mitad son hombres y el 49 son mujeres, siendo las edades más representativas las comprendidas entre los 20 y los 44 años de edad, con un 64 por ciento. En este grupo destacan los extranjeros de 25 a 34 años con un 32 por ciento, y la edad media se sitúa en 31 años.

Asimismo, los menores de 16 años representan un importante porcentaje con un 15 por ciento, mientras los mayores de 60 años suponen el número más reducido de inmigrantes residentes en la región, con un 3 por ciento.