Campo de fútbol del polideportivo Luis Aragonés, en Hortaleza
Campo de fútbol del polideportivo Luis Aragonés, en Hortaleza - José María Barroso

Denuncian a cuatro futbolistas por consumir alcohol y drogas durante un partido

El equipo de Hortaleza ya había sido acusado previamente de realizar insultos homófobos al equipo contrario

MADRIDActualizado:

La Policía Municipal ha presentado tres denuncias por consumo de alcohol en la vía pública y una por tenencia de sustancias estupefacientes a cuatro jugadores, menores de 25 años, de un equipo de fútbol de Hortaleza que se encontraban bebiendo y con drogas durante un partido de fútbol.

Como ha informado en un comunicado la Policía, se trata de un actuación que se enmarca en el proyecto «Conectando con el deporte», que busca promover las buenas prácticas en el deporte base. En concreto, el equipo de fútbol de estos jugadores ya había sido denunciado previamente por realizar insultos homófobos al equipo contrario.

La Unidad de Distrito de Hortaleza recibió un aviso de la Unidad de Gestión de la Diversidad solicitando colaboración para acudir al Polideportivo Luis Aragonés por una denuncia.

El motivo era la celebración de un partido de fútbol de la liga de juegos deportivos municipales de Hortaleza, donde la Unidad de Gestión de la Diversidad informó de que un determinado equipo había realizado insultos homófobos en su anterior partido contra el equipo al que se iba a enfrentar de nuevo.

Así, los agentes realizaron una vigilancia discreta durante el desarrollo del partido y observaron cómo un grupo de personas en la zona del banquillo estaban consumiendo bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes, además de tabaco y de depositar restos de suciedad.

Tras finalizar el encuentro, los policías se entrevistaron con la Coordinadora Deportiva del distrito, que explicó que son frecuentes los insultos, el consumo de bebidas alcohólicas y estupefacientes en este equipo, tras lo que los agentes realizaron un seguimiento para confirmar los hechos.

Durante un partido, los policías comprobaron cómo el árbitro advirtió a los componentes del equipo que quien no tuviera ficha debía abandonar el polideportivo. Sin embargo, ningún jugador abandonó y comenzaron a consumir alcohol y marihuana, con una actitud «negativa y poco ejemplar», ante la que los agentes tomaron medidas y denunciaron a cuatro de los jugadores.