El delegado de Seguridad, Salud y Emergencias, Javier Barbero, rodeado de los jefes de bomberos
El delegado de Seguridad, Salud y Emergencias, Javier Barbero, rodeado de los jefes de bomberos - ABC

La cúpula de los Bomberos de Madrid dimite por la nefasta gestión de Carmena

Le acusan de querer aplicar la jornada de 35 horas a coste 0, poniendo en juego vidas humanas

MadridActualizado:

«Es un despropósito. Que apechugue con su maravilloso plan estratégico que nadie ha visto a día de hoy, pero que no juegue con la seguridad. No lo vamos a consentir. Están en juego vidas humanas». Así lo indicó ayer David Gallego, uno de los miembros de la cúpula directiva del Bomberos del Ayuntamiento de Madrid. Esta dimitió en bloque para protestar por la «nefasta gestión» de Javier Barbero, el concejal de Seguridad, Salud y Emergencias. El telón de fondo es la implantación en enero pasado de las 35 horas semanales para los funcionarios municipales. Una cuestión que sin más presupuesto ni personal es inviable, «a falta del milagro de los panes y los peces», remachó Gallego, subinspector de Normalización y Decisiones Técnicas.

El abandono de la cúpula de Bomberos (12 de 14 mandos) se produce una semana después de que Barbero fulminara al director de Emergencias y al jefe del Cuerpo de Bomberos por no plegarse a sus planes. Un asunto que los dimisionarios tachan de «purga» por más que el concejal lo disfrace de «medida estratégica», recalca Gallego, que habla en nombre de los dimisionarios.

El subinspector explica que el edil hace trampas y para que no le cueste nada esa medida (por la regla del techo de gasto), pretende eliminar uno de los doce parques, reducir efectivos por cada dotación (de 8 a 6 miembros), así como los del turno de noche, con el argumento de que «hay menos incendios, aunque son más graves», asevera. Todo ello se traduciría en un 10% menos de bomberos y otro tanto en de seguridad.

Cada parque da servicio a unas 200.000 personas. «Si se desviste un santo para vestir a otro se tardará más en llegar a los siniestros. Cada minuto de retraso puede suponer una vida», dice Gallego. «Nos hemos plantado en bloque para que este concejal amateur, que miente para seguir en su sillón, vea que no se pueden poner en marcha medidas políticas, arbitrarias e irresponsables. Queremos que lo sepa todo el mundo», subraya.

«Barbero, 0», es la frase que emplean los dimisionarios para evidenciar que desde que llegó el concejal la plantilla ha menguado y no se ha convocado ninguna plaza. Hay 1.500 efectivos, la media de guardia al día debería de ser de 237 en vez de los 200. Necesitamos 356 más. «No ha puesto en marcha ninguna medida y ahora se descuelga con esta barbaridad. Para colmo miente, al decir que las destituciones no fueron por las 35 horas sino por criterios sólidos y le pasa la pelota a los jefes», indicó Gallego. Los cargos que sustituyen a los cesados son «rescatados» de su «cuerda», agrega. «Es el concejal más nefasto de la historia. Ha puesto en pie de guerra a la Policía y a todos los colectivos que representa». zanja.