EMBAJADORES

Objetivo: Detener los taxis de la droga

Vecinos de Embajadores protestan una vez más contra las «cundas» que degradan la zona

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Vecinos de Embajadores han organizado este domingo una performance con muñecos de cartón en la Glorieta de Embajadores para protestar contra las «cundas», conocidas como los vehículos de la droga, que aparcan diariamente en la zona para trasladar a drogodependientes a puntos de venta de estas sustancias.

Con cajas de cartón, los propios vecinos han pasado días reconstruyendo artísticamente a familias, niños, ancianos paseando o sentados en un banco con el fin de llamar la atención sobre la pérdida de este espacio para los ciudadanos debido a la presencia de estos vehículos.

«La idea es recuperar el espacio porque la zona está tomada por "cunderos», coches y drogodependientes», explica Virginia, una de las vecinas involucradas en la acción, quien ha señalado que, incluso, la gente evita salir por la boca de Metro que hay justo en la Glorieta.

Los afectados han montado una mesa para recoger firmas de apoyo, tanto de vecinos de la zona como de gente de fuera, pues ha coincidido esta «performance festiva» con la celebración del Rastro, muy cerca de este punto.

En total, han recogido más de 550 rúbricas, por lo que, de momento, se muestran muy «satisfechos». «Hay que hacer ruido para que no se olviden de nosotros porque la policía está atada de pies y manos y sabemos que al final es una decisión política», ha señalado García, al tiempo que ha añadido que el Ayuntamiento de

Los afectados ya han mantenido varias reuniones con las administraciones implicadas. Les explican que Embajadores está considerado como un punto «negro» de Arganzuela pero que la Policía muchas veces no puede hacer nada porque los «cunderos» están cada vez mejor preparados, llevan todos sus papeles en regla y, además, evitan llevar droga encima.