Crimen resuelto: Un pakistaní, detenido por apuñalar a un hombre en El Vellón

ISRAEL VIANA | MADRID
Actualizado:

La Guardia Civil ha detenido a un paquistaní de 36 años (A.S.) como presunto asesino de otro paquistaní de 35 (M.A.G.), que fue cosido a puñaladas y arrojado a una arqueta de El Vellón el pasado 28 de julio, pocas horas después de que aterrizara en Barajas, procedente de Mallorca, para trabajar en Colmenar Viejo. Según fuentes de la Guardia Civil, A.S. no cuenta con antecedentes penales ni encaja con el perfil de un criminal, por lo que se descarta un ajuste de cuentas por tráfico de drogas u otra causa relacionada con el crimen organizado. Todo apunta, según estas fuentes, a un móvil más «trivial» que aún se desconoce.

El cadáver de M.A.G. fue encontrado, el mismo día de su llegada a Madrid, por el guarda de una finca de El Vellón que descubrió un reguero de sangre mientras paseaba tranquilamente por el camino de Valdegonzález a las 11.00. Extrañado, decidió seguir el rastro, que le llevó hasta una arqueta del Canal Isabel II en donde había varias gotas de sangre diseminadas en la tapa. Sus más oscuras sospechas se cumplieron cuando levantó la tapa. En el interior de la arqueta —de dos metros de profundidad— había abundante sangre y el cadáver de un varón con varias cuchilladas.Inmediatamente después, el empleado llamó a la Guardia Civil, que trasladó hasta el lugar a sus efectivos, comprobando que la víctima había recibido siete puñaladas en distintas partes del cuerpo.

La sinvestigaciones llevaron al aeropuerto de Barajas, al que la víctima había llegado pocas horas antes para trabajar en una empresa de metales sita en el polígono industrial de Colmenar Viejo, según indicaron sus familiares de Mallorca. Allí trabajaba A.S., el paquistaní con el que la víctima se había puesto en contacto para conseguir el nuevo trabajo. y sobre el que se centraron las investigaciones. Tras un periodo de seguimientos, A.S. fue detenido el 7 de agosto. A continuación, la Guardia Civil registró su domicilio, en donde se encontraron pruebas que correspondían con las halladas en la escena del crimen.

El detenido pasó a disposición del juez de Torrelaguna, quien decreto su ingreso en prisión.