Ángel Garrido, en el congreso regional del PP de Madrid celebrado en marzo de 2017
Ángel Garrido, en el congreso regional del PP de Madrid celebrado en marzo de 2017 - EFE

El congreso del PP regional, tras las elecciones

La dirección nacional impuso una cúpula provisional tras la marcha de Cifuentes, pero está pendiente un cónclave popular, que Casado quiere tras las elecciones de 2019

MADRIDActualizado:

En 2017, Cristina Cifuentes fue elegida presidenta del PP de Madrid –tras dirigir la gestora popular durante algo más de un año– con una arrolladora mayoría de votos. Su salida precipitada del Gobierno regional y de la formación conservadora a consecuencia del «caso máster» obligó a una remodelación del partido en Madrid, teledirigida desde la dirección nacional, aún en manos de Rajoy.

Queda pendiente un congreso regional del PP-Madrid, pero no será hasta después de los comicios de 2019, según la nueva dirección de Pablo Casado.

Cuando Cifuentes abandonó sus cargos, la dirección nacional del PP decidió hacerse con las riendas de los populares madrileños, y lo hizo mediante una fórmula que no llamaron gestora, aunque se le parecía mucho. El presidente del Senado, Pío García-Escudero, ejerce desde entonces como presidente del PP de Madrid, por decisión de Mariano Rajoy. Garrido dirige el Ejecutivo regional mientras que Génova entregó las riendas del partido madrileño a García-Escudero.

Pero la dirección que salió elegida deberá ser ratificada, o cambiada, en un nuevo congreso regional, que no se celebrará en todo caso hasta después de las elecciones municipales y autonómicas de 2019. Es la idea que tenía la dirección nacional dirigida por Rajoy, y es la que tiene la actual cúpula popular, que preside Pablo Casado.