Las condiciones laborales de los maquinistas de Metro que hacen huelga para reclamar más derechos sociales

Los trabajadores piden que se reconozca su categoría profesional y quieren que una empresa externa realice un estudio de las condiciones de seguridad e higiene y riesgos psicosociales

MADRIDActualizado:

«No estamos pidiendo ni más remuneración, ni jubilarse antes, ni más vacaciones ni la readmisión de compañeros». Con esta premisa los maquinistas de Metro de Madrid iniciaron ayer una huelga que continuará hoy y se repetirá, si no alcanzan un acuerdo con la compañía, el 20, 21 y 22 diciembre –de 17 a 21 horas– y el 8, 9, 10, 11 y 12 de enero –de 5:30 a 9:30 horas–. Para ello, el Sindicato del Colectivo de Maquinistas de Metro de Madrid pide a la compañía que acepte que una empresa externa realice un estudio de las condiciones de seguridad e higiene y riesgos psicosociales del colectivo en sus puestos de trabajo.

El sindicato responsable de la convocatoria de los paros pide así el «reconocimiento» de su categoría profesional como «Maquinistas de Tracción Eléctrica» ya que hasta ahora, según los trabajadores, están considerados como «personal no cualificado». En el fondo, lo que se esconde detrás de esta reclamación es que la Seguridad Social pueda reconocer en los maquinistas enfermedades derivadas de su puesto de trabajo. Un «beneficio social» que podría aplicarse a situaciones de baja por enfermedad o prejubilaciones, según explican fuentes de la Compañía.

Metro ha aceptado su solicitud de realizar un estudio de dichas condiciones, pero a través del Comité de Seguridad y Salud de la empresa. La evaluación de riesgos del colectivo integrado por los Maquinistas de Tracción Eléctrica fue actualizada la última vez en abril del presente año. El sindicato no acepta esta respuesta de Metro y ha vuelto a solicitar que se permita el acceso a las instalaciones de Metro a una empresa externa, contratada y pagada por el propio sindicato.

¿Cuánto gana un maquinista de Metro?

Según la compañía del suburbano madrileño, todos los maquinistas de Metro de Madrid tienen contrato indefinido. Su retribución básica es de 33.041 euros anuales. Un salario que puede verse complementado con varias primas y pluses reconocidas por la empresa: nocturnidad (3,70 euros por hora); correturnos (9,29 € por día de trabajo efectivo); jornada partida (9,29€ por día de trabajo efectivo) o la «prima de eficacia» –que actualmente cobran todos los maquinistas– (su promedio de 13 euros por día de trabajo efectivo). El abanico salarial va desde los 35.000 euros anuales que puede ganar un recién incorporado a la plantilla, hasta los alrededor de 50.000 euros que pueden ingresar los más veteranos.

Además, tienen reconocidos 6 días de «asuntos propios» retribuidos (y otros cinco adicionales sin retribuir). A ello se suma 1 día libre que corresponde al reconocimiento médico en el caso de que se efectúe fuera de la jornada laboral y un festivo patronal, el día de San Miguel, que Metro fijó en sus orígenes en homenaje a Miguel Otamendi.

En definitiva, la jornada laboral anual de un maquinista es de 1.635 horas. Su jornada diaria está fijada en 7 horas y 30 minutos. Sus vacaciones son de 30 días naturales.

Por otro lado, cuentan con otro tipo de beneficios fuera de la nómina: entre ellos, destaca el abono transporte gratis; los anticipos de hasta seis meses de su salario y préstamos con condiciones especiales para la adquisición de una primera vivienda habitual.