La Comunidad pide cárcel

El ministro de Justicia rechaza modificar la Ley del Menor «por un caso concreto»

MIGUEL OLIVER | MADRID
Actualizado:

La cuarta detención de «El Rafita» volvió a sacudir ayer a las instituciones públicas. De paso ofreció una nueva oportunidad para todos aquellos que empujan para reformar la Ley del Menor. Con el fin de atajar cuanto antes la nueva entrega del debate, el ministro de Justicia dio la cara tras el Consejo de Ministros para dejar bien claro que su intención es «no tocar» la actual normativa.

«Hay que pensar -dijo Francisco Caamaño- que la Ley del Menor se aplica día a día en nuestro ordenamiento jurídico a muchísimos jóvenes; que la aplican muchísimas instituciones de manera muy satisfactoria y que nunca un caso concreto o dos puede llevarnos a revisar lo que debe ser un marco legislativo común para todos».

«Errores del sistema»

El ministro señaló que no es la norma la que tiene que ser objeto de revisión, sino «los propios errores del sistema o incluso conductas muy específicas de algunas personas, a las que hay que individualizar y ver de una manera espacial lo que hay que enfocar». No obstante, reiteró que la actual normativa «ofrece una respuesta satisfactoria a la mayoría de los supuestos que hay en España».

No es de la misma opinión el grupo popular en la Asamblea de Madrid. Desde la semana pasada ya ha comenzado la ronda de contactos con diferentes expertos para presentar una iniciativa en el Congreso de los Diputados para modificar la norma. Hasta ahora, los «sabios» entrevistados consideran que la ley es «insuficiente» y está «obsoleta» para evitar que jóvenes como «El Rafita» vuelvan a delinquir, a pesar de encontrarse en libertad vigilada.

El robo que protagonizó esta semana ya es su cuarto delito como adulto, después de que en 2003, con 14 años, participara en el secuestro, violación y asesinato de la joven Sandra Palo.

«Mayor rigurosidad»

Las palabras del ministro de Justicia contrastaron ayer con las de su homólogo en la Comunidad de Madrid, Francisco Granados. El consejero pidió que se utilicen «todos los resortes» judiciales para que este joven delincuente acabe en prisión. «Tanto la Delegación como la Comunidad coincidimos en aplicar con la mayor rigurosidad todos los resortes que tenga la ley para que este individuo esté en prisión. Vamos a ver hasta dónde desde el punto de vista técnico son capaces de llegar tanto la Fiscalía como el Juzgado correspondiente», señaló.

Tanto el consejero como la delegada del Gobierno quisieron aclarar que el término de libertad vigilada «no supone que haya una persona detrás de él todo el día vigilándole». Por este motivo, Amparo Valcarce, al igual que Granados, destacó el «trabajo excelente» de la Policía Nacional, «ya que han podido evitar que vuelva a delinquir». «Confío en la Justicia -dijo Valcarce-; ésta le colocará donde ha de estar».

A pesar de todo fuentes judiciales creen «poco probable» que este nuevo delito de «El Rafita» pueda llevarle a la cárcel, aunque sea su cuarta «actuación» en pocos meses.