Menores no acompañados en el centro de Hortaleza
Menores no acompañados en el centro de Hortaleza - GUILLERMO NAVARRO

La Comunidad abrirá un centro para menores extranjeros solos con «problemas de conducta»

El complejo tendrá capacidad para 26 jóvenes inmigrantes no acompañados entre 12 y 17 años

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Hasta tres agresiones graves, entre ellas el apuñalamiento de un menor, se han producido en la última semana en el entorno del centro de acogida de menores extranjeros no acompañados (Menas) de Hortaleza, en Madrid. Para evitar nuevos repuntes de conflictividad, la Comunidad abrirá «de manera inmediata» un nuevo recurso con capacidad para acoger a 26 de estos jóvenes en un espacio específico donde se desarrollará una «intervención personalizada a Menas con problemas de conducta».

Tras estos últimos sucesos, el sindicato Comisiones Obreras (CCOO) achacó la violencia a «un grupo de diez o doce menores con trastornos de conducta por adicción a sustancias inhalantes». Precisamente, el centro estará destinado a inmigrantes solos de entre 12 y 17 años –hasta el día anterior a que cumplan la mayoría de edad– con «problemas de adicciones y dificultades de adaptación social». Contará con medidas de tutela y serán atendidos con cargo a la Dirección General de la Familia y el Menor.

«El recurso incluye la acogida y atención para que estos menores consigan su integración social», indican a ABC desde la Consejería de Políticas Sociales y Familia. Éste nuevo recurso se pondrá en marcha tras su aprobación en el «próximo Consejo de Gobierno», según explican desde el departamento que dirige Lola Moreno. De su gestión se encargará una entidad especializada y contará con un presupuesto anual de 1,7 millones de euros.

Repunte de llegadas

De esta manera, la Comunidad cumple con las reivindicaciones de los trabajadores de la Residencia de Primera Acogida de Hortaleza y con el compromiso adquirido el pasado noviembre con los sindicatos con representación en la Agencia Madrileña de Atención Social (CCOO, UGT y CSIT). «Estamos ante un centro intermedio entre los dispositivos de primera acogida y los centros de la Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor», añaden las mismas fuentes.

Esta situación se produce en un contexto en el que el número de menores migrantes que llegan solos a la capital ha aumentado durante todo el 2018 en un 62,77 por ciento con respecto al año anterior. En 2017, la media mensual de jóvenes extranjeros que acudían a los recursos de la Comunidad se situaba en 82, mientras que el año pasado el promedio llegó a los 131 menores al mes, hasta alcanzar la cifra de 1.577 en todo el 2018.

Muchos de ellos presentan problemas a nivel psíquico, como dificultad para el autocontrol o falta de asertividad; a nivel social, por la ausencia de figuras adultas de referencia, marginalidad o consumos de sustancias tóxicas; y a nivel formativo, por la falta de escolaridad o el escaso conocimiento de castellano. Por ello, el Gobierno regional pretende ofrecer así «una solución ágil y duradera» que permita «promover su adaptación social».

Además de este recurso, la Comunidad ha ampliado la red con 17 nuevas plazas en el centro de Hortaleza, hasta alcanzar las 52 actuales. Otras 38 más se han puesto a disposición en el centro Isabel Clara Eugenia, donde ya hay 93 camas. Y, de la mano de entidades especializadas, se han creado 200 plazas más para emergencias.