Míriam, con el uniforme de Protección Civil - Vídeo: La Guardia Civil sospecha que la asesina de la joven Miriam fue una mujer

Crimen de MecoLa compañera de piso de Míriam: «Estoy viviendo un infierno. Me han amenazado»

La joven asegura no haber estado detenida en ningún momento y califica lo ocurrido como «la mayor desgracia» de su vida

MADRIDActualizado:

Míriam Vallejo fue asesinada el jueves 17 de enero. El cuerpo de la joven de 25 años fue encontrado con decenas de cuchilladas en un paraje de la localidad de Meco. Desde entonces, muchas han sido las especulaciones sobre su muerte y la identidad del autor del terrible crimen. Con respecto a esto, se ha llegado a apuntar la posibilidad de que fuese una mujer. Su compañera de piso, C. S. R., se ha pronunciado al respecto en redes sociales. La joven afirma estar viviendo un «infierno» tras perder a su «mitad». «Me han amenazado en mi pueblo, y lo peor, no a la cara, hablando en bares de que me iban a dar "pal pelo"», explica la chica.

Hacia las habladurías de la gente que apuntan directamente a ella, C. S. R. Lanza un mensaje claro: «Que sepáis que no. No he estado detenida en ningún momento, ni un segundo. De hecho, está grabado dónde estaba en el momento de la mayor desgracia de mi vida». Ella solo lamenta una cosa: no haber podido estar con Míriam en el momento del crimen y, por ello, se siente culpable. «Por haberla fallado cuando le dije que yo iba a estar cuando me necesitara y no, no lo he podido cumplir», continúa la compañera de piso de Mimi, como la llamaban sus amigos y familiares.

«No se sabe si es mujer u hombre, puesto que el apuñalar fuerte o flojo (que tampoco se sabe) no depende del género», prosigue C. S. R. «No se sabe nada, ahora mismo investigan todas las líneas. De hecho, yo que la conozco como la palma de mi mano, sigo pensando que no la conocía, porque Miri no podía generar en nadie que la conociera un poco de odio», termina la mejor amiga de la fallecida, recordando lo buena y generosa que era la joven.

Míriam salió a pasear con sus perros por el camino de tierra ahora mortal y no regresó. Los animales continuaban a su lado cuando se encontró el cuerpo. Siempre quiso ser veterinaria. Para poder cuidarlos mejor y tener un espacio más grande se mudó, junto a C. S. R. a Villanueva de la Torre, acompañada de su pastor alemán, un pequeño mestizo y los canes de la otra joven. Su interés en los demás y sus ganas de ayugar la llevaron hacerse voluntaria de Protección Civil, donde estaba muy bien valorada.