La colonia de buitre negro en la sierra se duplica

La colonia de buitre negro en la sierra se duplica

EP | MADRID
Actualizado:

La colonia de buitres negros alcanza en la sierra madrileña la cifra histórica de cien parejas siendo el Valle del Paular, en Rascafría, y la zona de Valdemaqueda los lugares donde se encuentra el mayor número de estas aves carroñeras.

En concreto, la población de buitre negro del Alto Lozoya cuenta en la actualidad con 91 parejas seis más que en 2008, lo que indica que desde que comenzaron los trabajos de seguimiento de esta especie, en 1997, la colonia se ha duplicado. Así lo explicó hoy el viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación Territorial, Manuel Beltrán, tras recorrer parte del valle, donde se encuentran algunos de los nidos de estas aves, ahora en época de incubación de los huevos.

Beltrán quiso destacar que el aumento de la población se debe a los trabajos de conservación y recuperación que desde 1997 lleva a cabo la Consejería y que se encuentran en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de la Sierra de Guadarrama.

En peligro de extinción

"Esta colonia de buitre negro en la Comunidad de Madrid prácticamente se ha duplicado (desde 1997) y constituye casi el 5 por ciento de la colonia de Europa. En la actualidad, 440 pollos surcan estos cielos de la sierra madrileña y en este 2010 otros 61 saldrán a volar", vaticinó el viceconsejero. De hecho, se espera que los polluelos echen a volar entre finales de agosto y primeros de septiembre.

La Consejería destacó además que, si bien es importante destacar el aumento en el número de ejemplares de una especie incluida en el Catálogo de Especies en Peligro de Extinción de la Comunidad de Madrid, no lo es menos el hecho de que el estado de conservación que presenta la sierra madrileña permite que esta especie esté incrementando también su área de ocupación.

En este sentido, el PORN de la Sierra de Guadarrama recoge las normativas regionales, nacionales y europeas sobre conservación de flora y fauna silvestres y que hacen especial hincapié en la prohibir la alteración o destrucción de hábitats, zonas de paso y áreas de cría de las especies protegidas. En la actualidad, la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio está empleando varios sistemas de marcaje para seguir a los buitres negros de la región: anillas de marcaje, de lectura a distancia, marcas alares, emisores terrestres y emisores

vía satélite. Todo ello para obtener un importante volumen de datos sobre biología muy poco conocidos. De hecho, la Comunidad de Madrid es el lugar del mundo en el que más buitres negros se han marcado y, por ello, es también la colonia con mayor información disponible. El viceconsejero no quiso abandonar la sierra sin lanzar una serie de recomendaciones para todos aquellos que visiten la naturaleza durante esta Semana Santa. Primero destacó la importancia de no hacer ruido ya que se que podría perturbar a las aves en el periodo de nidificación y cría.

Tampoco hay que salirse de los senderos convenientemente señalizados y no detenerse debajo de un nido de buitre negro puesto que cualquier alteración en su hábitat puede suponer que la pareja reproductora abandone asustada el nido y que la pérdida momentánea de calor cause que los huevos no eclosionen y se pierdan ejemplares.