Colapso en la N-II por la llegada de 700 autobuses para la manifestación

MADRID. ABC
Actualizado:

Unos 700 autobuses llegaron, a primeras horas de la mañana de ayer, a la capital a través de la carretera de Barcelona (Nacional II). En ellos viajaban muchos de los participantes de la manifestación contra el Plan Hidrológico Nacional, que se trasladaron a Madrid desde Aragón y Cataluña principalmente.

La Policía Municipal organizó un dispositivo de reparto de tráfico para desviar a los autobuses hacia la zona de la concentración, pero no pudo evitar la aglomeración de vehículos y, por tanto, el atasco en la citada vía.

Sin embargo, una vez pasado el grueso de los autobuses, ni los accesos ni el centro de la capital volvieron a soportar problemas circulatorios, ya que entre el dispositivo de tráfico en el interior de la ciudad y que era domingo por la mañana, la circulación fue bastante fluida durante todo el día.

Tampoco se produjeron problemas a la hora de la salida de los vehículos pesados hacia sus puntos de origen, ya que fue de forma escalonada y repartida por diferentes vías.

La manifestación se desarrolló en el eje formado por las calles de Atocha y Alcalá, y finalizó en la Puerta del Sol. No se registró ningún incidente ni hubo el más mínimo problema con los manifestantes, por lo que el dispositivo policial no tuvo que intervenir. Las páginas de la sección de Sociedad de ABC recogen todos los pormenores de este acto reivindicativo.