Los coches que entren sin permiso en Embajadores seguirán sin ser multados

ABCMADRID. Mañana no habrá multas en Embajadores. La última zona de prioridad residencial puesta en marcha -funciona desde este verano- lleva dos meses disfrutando de una moratoria, para que quienes

Actualizado:

ABC

MADRID. Mañana no habrá multas en Embajadores. La última zona de prioridad residencial puesta en marcha -funciona desde este verano- lleva dos meses disfrutando de una moratoria, para que quienes circulan habitualmente por la zona se habitúen a las nuevas limitaciones. Pues bien, ese «tiempo muerto» se prolongará unos días más, y probablemente las sanciones no lleguen hasta el lunes 9 de octubre.

La razón es que acaba de reabrirse la línea 3 del Metro, que es el principal medio público de locomoción en el barrio. Los responsables municipales han considerado «precipitado» comenzar a multar sólo dos días después de que se reabra el suburbano, así que los agentes de Movilidad y de la Policía Municipal adscritos a la zona continuarán durante una semana con las tareas informativas que han venido desarrollando hasta ahora: explicar en qué consiste el área de prioridad residencial de Embajadores, cuáles son sus límites y qué vehículos están autorizados a sobrepasarlos.

Las calles que limitan este área son las de López Silva, plaza del General Vara del Rey, Amazonas, Ribera de Curtidores, Maldonadas, Toledo, San Millán, Duque de Alba, conde de Romanones, plaza de Tirso de Molina, Magdalena, Santa Isabel, Doctor Fourquet, Argumosa, Valencia, ronda de Valencia, Mesón de Paredes, Tribulete, Embajadores, glorieta de Embajadores, ronda de Toledo, Ribera de Curtidores, Mira el Sol, plaza del Campillo del Mundo Nuevo, Arganzuela, Capitán Salazar Martínez y Toledo.

Además de los residentes, podrán entrar en el área de prioridad residencial los vehículos de los acompañantes de residentes con movilidad reducida, los que accedan a garajes públicos y privados, y los que acudan a hoteles y hostales para cargar y descargar el equipaje. Se contemplan posibles accesos puntuales para prestar servicios a residentes y comerciantes.

Ribera de Curtidores

La solución, que ya se ha aplicado en otras zonas de la capital como la calle de Huertas y aledaños y el barrio de Las Cortes, no ha convencido a todos en Lavapiés. Entre los colectivos más descontentos están los comerciantes de la zona de Ribera de Curtidores. De hecho, éstos han reunido firmas que han hecho llegar al Ayuntamiento, pidiendo que esta vía quede libre de las restricciones para que puedan llegar hasta sus comercios y también lo hagan sus clientes. Dado que muchos comercian con mobiliario y objetos decorativos de gran tamaño, la posibilidad de recoger las piezas desde la misma puerta de la tienda se convierte en vital para la continuidad de su negocio.