Los Cines Luna se convertirán en un gimnasio a partir de octubre
Se trata de un gimnasio «de lujo» a precios asequibles», según la empresa propietaria - julián de domingo

Los Cines Luna se convertirán en un gimnasio a partir de octubre

En la planta baja también está prevista la instalación de un teatro musical al estilo de los de la Gran Vía

s.l.
madrid Actualizado:

Las plantas superiores de los antiguos Cines Luna, situados en la madrileña plaza de María Soledad Torres Acosta, se convertirán a partir de octubre en un gimnasio «de lujo a precios asequibles», según han informado en su web los promotores de esta iniciativa.

El gimnasio, de la firma Gymage Social Fitness, contará con un equipamiento de más de 1.400 metros cuadrados de zonas de entrenamiento y, según están publicitando, también tendrán instalaciones vanguardiastas y de diseño «y será el único gimnasio del centro de Madrid con luz natural». Asimismo, aseguran que el gimnasio «será de lujo» pero «con precios asequibles» en el centro de la capital.

De hecho, la primera promoción de apertura, ya agotada, cobró a las primeras 500 personas que se apuntaron 19,99 euros. Las puertas del centro deportivo abrirán en octubre y contarán posteriormente con una terraza con restaurante, solarium, una piscina de rélax y restaurantes.

Teatro musical en la planta baja

Mientras el gimnasio tiene previsto abrir sus puertas dentro de un mes, todavía no hay fecha para el inicio de las obras que estaban planificadas para la planta baja de los antiguos cines. Los autores del proyecto habían diseñado la construcción de un teatro de mediana capacidad para albergar musicales. La idea era construir una sala grande en la planta calle con unas 800 butacas para albergar en ella musicales al estilo de los que tienen lugar en la cercana Gran Vía.

Además, en el sótano se sustituirían las dos antiguas salas de cine por otro espacio escénico con capacidad para 400 espectadores. En él, por sus dimensiones, no se podrían realizar montajes de gran envergadura, por lo que se podrían programar también obras infantiles.