Cinco mil camiones han volcado basura en el lugar donde se busca la mano de Cibeles

ELENA MOHÍNO
Actualizado:

Ya van siete detenidos por arrancar la mano a la Cibeles. Si dicen la verdad, está enterrada en residuos en el vertedero de Las Cumbres. La réplica tardará un mes.

MADRID. La mano de la Cibeles podría estar enterrada bajo toneladas de escombros en el vertedero de inertes Las Cumbres, cercano a Valdemingómez. Ahí la está buscando la Policía Nacional para ver si se puede salvar algo de la pieza o ha quedado reducida a añicos.

Además, ya son siete los jóvenes detenidos por mutilar y arrebatarle las llaves de la ciudad a la diosa madrileña. Tras los cinco arrestos del jueves, ayer otros hubo dos nuevas detenciones. No obstante, uno de ellos, de 19 años, fue puesto en libertad porque no se consideró probada su implicación en el ataque.

Los seis jóvenes que permanecen en dependencias policiales tienen entre 21 y 22 años de edad. Siguen sosteniendo que se encaramaron a la fuente para darse un baño en sus aguas tras una noche de juerga y alcohol, y que se marcharon con la mano a cuestas, para luego deshacerse de ella en un contenedor de Entrevías, en la calle de Calero Pitas.

El Ayuntamiento ha comprobado que se vació su contenido en el vertedero de Las Cumbres hace dos días. Si los vándalos están diciendo la verdad a la Policía, sobre la mano de la diosa han caído desde entonces los residuos de unos 5.000 camiones. La esperanza de localizarla intacta o sin un deterioro notable es por tanto mínima. No obstante, se están removiendo los escombros para hallar lo que quede de ella. Si lograra salvarse algo más que pequeñas trizas, la réplica que se elaborará desde la Concejalía de Rehabilitación Urbana utilizaría estos restos como base.

El implante tardará un mes

En cualquier caso, la diosa seguirá exhibiéndose manca al menos durante un mes, no sólo por lo laborioso que resultará esculpir una nueva mano con idénticas dimensiones y modelado, sino también por el proceso de montaje. Los operarios deberán ser especialmente cuidadosos para no dañar el resto de la estructura.

El edil del área, Sigfrido Herráez, confirmó ayer a ABC que el Ayuntamiento esperará hasta el lunes para que la exploración dé sus frutos. En cualquier caso, la reconstrucción no comenzará de cero. El Ayuntamiento dispone de una copia idéntica a la mano original, que ha estado expuesta en el Museo de la Ciudad.

Se construyó en 1994, cuando otro acto vandálico también le costó a la Cibeles esta mano. No se implantará pues está realizada en resina y piedra, pero servirá para que se construya un nuevo molde y una nueva reproducción. El tipo de piedra será el mismo que el original, pues la cantera está en el municipio toledano de Montesclaros y su Consistorio donará la porción necesaria.