Cristina Cifuentes, expresidenta de la Comunidad de Madrid - Jaime García | Vídeo: PP respeta las declaraciones de «la señora Cifuentes» (EP)

Cifuentes asegura que su dimisión fue planificada por un empresario que no recibió dinero de la Comunidad

La expresidenta de Madrid reaparece un año y medio después de renunciar a su cargo asegurando que algunas personas del PP se «la tenían jurada»

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Tras año y medio sin hablar, haber presentado su dimisión y su imputación en el caso Máster y Púnica, Cristina Cifuentes ha roto hoy su silencio, asegurado que su dimisión se planificó en un despacho por un empresario que no recibió dinero de la Comunidad. «No tengo nada que ocultar. Tengo la libertad y derecho de poder hablar», ha manifestado la expresidenta de la Comunidad de Madrid en una entrevista en Telecinco, donde ha calificado este tiempo como un año «demoledor», donde ha vivido una campaña de «acoso y derribo».

El primer tema que ha tratado la exregidora popular ha sido la imputación en la Púnica, que lo ha definido como «un mazazo». Cifuentes ha asegurado que nunca pensó que esa imputación se produciría. «No tengo nada que ver con la Púnica. Lo he defendido en sede parlamentaria y lo defenderé ante el juez», ha dicho, tajantemente, aseverando que no se llevó ni un euro público y que ahora tiene menos dinero que cuando empezó en política. «En el PP todo el mundo sabe que yo en esos años no tuve nada que ver con la gestión económica ni con la gestión de campañas electorales. Quiero que en este asunto se llegue hasta el final». Las declaraciones de Cifuentes llegan tan solo una semana más tarde de que el juez García Castellón citase como investigadas tanto a ella como a Esperanza Aguirre por delitos de financiación ilícita, desvío de dinero público y falsedad documental.

Cifuentes se ha defendido y justificado de las acusaciones que pesan sobre ella en cuanto a la adjudicación de la cafetería de la Asamblea de Madrid, asegurando que todas las adjudicaciones que se realizaron cuando ella presidía las mesas de contratación, «cumplieron con el 100% de los requistos»: «Yo no modifiqué ni una sola coma de los informes técnicos».

Entrada en vereda, ha respondido tal vez el tema más peliagudo que pesa sobre ella: el caso Máster, que la llevó a presentar su dimisión el 25 de abril de 2018, día que se publicó también un vídeo de hace ocho años robando unas cremas en un supermercado. «Creo que lo que me ocurrió fue algo que se planificó en un despacho y se ejecutó matemáticamente. Hubo intereses económicos de algún empresario que quería recibir un dinero de la Comunidad de Madrid que no recibió», ha dicho, para sorpresa de todos, aunque no ha querido revelar el nombre ni entrar en detalles.

Cree que la campaña contra ella se debe a «venganzas de personas» que se la tenían jurada cuando empezó a «levantar determinadas alfombras» –«Mi Gobierno fue inflexible con la corrupción», ha dicho en repetidas ocasiones la expresidenta–, algunas de ellas del Partido Popular. También ha reiterado en que la oposición se sirivó de lo que le ocurrió porque la veían una «política muy fuerte, incluso como la supuesta sucesora de Rajoy».

«Se me linchó», ha insistido la expresidenta, quien ha deslizado que renunciar al aforamiento fue un error. «Mantengo que he dicho la verdad. Renuncié a mi aforamiento porque pensaba que la juticia era igual para todos. Creo que el Supremo habría archivado mi caso», ha dicho sobre el denominado Mastergate, en el que continúa imputada por cohecho y falsedad de documento público, penas que van desde los tres a los seis años de cárcel si se demuestra su culpabilidad. Ha reconocido que se equivocó alpublicar un vídeo en el que aseguraba: «No me voy, me quedo, me voy a quedar», defendiendo la veracidad de las notas obtenidas en el Máster y la realización de la defensa en su TFG.

Con respecto a su dimisión, Cifuentes ha afirmado que ya la tenía tomada antes de la publicación del vídeo de las cremas, aunque pensaba renunciar el 2 de mayo, día de la Comunidad de Madrid. «Las cremas llegan a mi bolso porque las meto yo, obviamente solas no llegan. Fue un error que subsané, porque las pagué. Las guardé sin querer», ha reconocido. Sobre este tema, también sin entrar en detalles, ha manifestado que nunca pensó que alguien guardaría tanto tiempo el vídeo «previo intento de extorsión».

Palabras a Ayuso

Cifuentes, además de las explicaciones sobre las acusaciones que pesan sobre ella, ha hablado de la actualidad y ha tenido palabras tanto para Isabel Díaz Ayuso como para Ángel Garrido. «Tengo gran cariño personal porque la conozco desde hace mucho. Ha sido como una hermana pequeña y siempre intenté aconsejarla de la mejor manera posible. Le deseo lo mejor», ha dicho en referencia a la actual presidenta de la Comunidad de Madrid. Ayuso aseguró que su relación con ella se limitaba a la de « cualquier militante del PP».

Asimismo, Cifuentes ha defendido, en parte, a Garrido en su cambio de partido político: «Si el partido no te representa, veo bien que te cambies, pero no cómo lo hizo: cuatro días antes de las elecciones y cuando ya se había presentado a la lista europea».