Aspirantes a maestro en el Instituto Francisco Ayala de Carabanche en 2018
Aspirantes a maestro en el Instituto Francisco Ayala de Carabanche en 2018 - EFE

Cientos de opositores critican las pruebas de inglés: «No se ajustan al temario»

Los sindicatos han pedido el peritaje urgente, y CCOO reclama que se anule parte del examen y se repita en una nueva fecha

MADRIDActualizado:

Casi mil opositores se han reunido en un grupo de Facebook para criticar el contenido del examen de inglés del pasado sábado. Aseguran que, en las pruebas de «Listening» (escucha), los equipos de reproducción no permitían escuchar correctamente el contenido, y que algunas de las preguntas no estaban relacionadas con las materias pedagógicas de primaria. En vez de ello, el examen recogía preguntas propias de un nivel C2, muy por encima del que debe tener un alumno de primaria.

Una portavoz del colectivo, en declaraciones a Europa Press, ha explicado que los afectados por esta prueba se han puesto en contacto con los sindicatos para elevar sus quejas a la Consejería de Educación, y consideran desplegar movilizaciones al respecto.

Critican también que hubiera preguntas orientadas a demostrar su capacidad lingüística cuando ya habían acreditado previamente esta competencia, presentando el certificado de nivel C1. Además, según la portavoz, la prueba incluía cuestiones ajenas al contenido de primaria, lejos de la función docente de los maestros, como «elaborar un desarrollo del sistema monetario británico».

También asegura que se incluyeron puntos en el examen referentes a dos autores que «no venían en el temario» de la oposición, existiendo además divergencia de criterios entre los tribunales. Una de las deficiencias se dio durante la prueba «Listening», con aulas en las que se utilizaba un ordenador para reproducir el audio cuando se contaba con altavoces propios en la clase que albergaba el examen.

Por tato, este grupo de opositores cree que han sufrido un trato desigual respecto a opositores de otras especialidades y unas condiciones que no son justas, pues el desarrollo de la oposición ha sido «arbitrario».

Además, han opinado que este tipo de examen parece orientado a imposibilitar la cobertura de plazas para la enseñanza pública de cara a «justificar la apertura de más plazas concertadas» en el futuro. Para expresar su malestar, han lanzado en redes sociales la etiqueta «#MadridPracticoIngles2019».

Los sindicatos reclaman la anulación

La secretaria de Enseñanza de CCOO, Isabel Galvín, ha pedido a la Consejería de Educación el peritaje urgente y la anulación del Ejercicio Práctico del pasado sábado por no ajustarse a lo dispuesto en las bases de la convocatoria. «El peritaje debería ser urgente porque realmente es un clamor y saben que es un examen que está posiblemente fuera del marco de la convocatoria», ha señalado Galvín en declaraciones recogidas por Efe.

Desde CCOO señalan que el contenido del texto no se ajusta al temario establecido para la especialidad, sino que demanda un nivel de inglés muy superior al B1 que se acredita con la obtención de las tres titulaciones que se requieren para participar en las oposiciones: Título de Grado en Educación infantil o en Primaria con sus menciones, Título de Diplomado en Profesorado de Educación General Básica y Título de Maestro de Enseñanza Primaria. «Si lo que se quiere es que los aspirantes tengan adquiridas las destrezas de la lengua a nivel C2, debería recogerse en los requisitos y en la convocatoria», registra el escrito.

Por su parte, el sindicato CSIF ha añadido que «vigilará» que este examen no sea «la excusa» para dejar de cubrir plazas, «como ya ocurrió el año pasado». «La prueba no valoró en absoluto la competencia comunicativa, sino que se basó en ejercicios repetitivos. El léxico fue muy complejo; la audición, deficiente y muy larga y se echaron en falta ejercicios prácticos», ha criticado el sindicato.

Clamor popular

Más de 3.250 personas han firmado ya en la plataforma «change.org» la reclamación contra este examen de inglés, especialidad en la que se ofertaban 1.078 plazas, y que consistió en la escucha de un fragmento o «listening» sobre la Piedra Rosetta, el faraón Ptolomeo V y los egipcios, y las correspondientes preguntas de comprensión oral.

Desde Educación han expresado «sorpresa ante las críticas de CCOO por el desarrollo de alguna prueba», ya que el mismo sábado Isabel Galvín había «felicitado a altos cargos de la consejería mediante el envío de varios mensajes en los que les agradecía la labor hecha».