La carroza del Rey Melchor / ABC
La carroza del Rey Melchor / ABC

Cientos de miles de personas reciben a los Reyes Magos de Oriente en su tradicional cabalgata por la capital

EP | MADRID
Actualizado:

Cientos de miles de personas, niños principalmente, han acudido hoy a recibir a los Reyes Magos de Oriente en su tradicional cabalgata, que comenzó sobre las 18.30 horas en Nuevos Ministerios y que este año tenía como tema principal la naturaleza.

El cortejo real partió desde Nuevos Ministerios esquina con la plaza San Juan de la Cruz, y discurrió por la plaza del doctor Marañón, la glorieta de Emilio Castelar, la plaza de Colón y el paseo de Recoletos para finalizar en la Plaza de Cibeles. Durante el recorrido, Sus Majestades estuvieron guiados por la Estrella de Helio y por un vehículo de la Policía Municipal, dos motoristas y su escuadrón ecuestre.

Por detrás circularon los grandes elefantes mecánicos del espectáculo 'Parade de trois elephants' de la compañía Oposito, y luego, las carrozas patrocinadas por Sanitas, Correos, Caja Madrid y Telemadrid, y por los coches antiguos de la Subdirección General de Bomberos de Madrid, a quien siguieron Spinvox y la Compañía Germantown Warhawk Marching Band de Germantown (Wisconsin, Estados Unidos).

En el siguiente bloque de carrozas estuvieron los montajes del Zoo, del Parque de Atracciones, de Monster-Aliens, de la Fundación Voluntarios de Madrid, de Cartoon y la Banda de Música de la Policía Municipal, a quien siguieron la Consejería de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, Telefónica y El Corte Inglés. El grueso del desfile lo constituyó la comitiva preparada por el área de Gobierno de Las Artes del Ayuntamiento, que se dividía en cuatro partes relacionadas con las Cuatro Estaciones y sustentada con música de Vivaldi.

Previamente al desfile, hacia las 17.30 horas, comenzaba el espectáculo en la plaza de Colón con 'Les roudes de couleurs', interpretado por la compañía 'Off', en el que grandes ruedas de ocho metros de diámetro representaron la alegría del verano. Sobre las 18.05, en la glorieta de Emilio Castelar, tuvo lugar el espectáculo 'Kendama' de la compañía Quidams, inspirado en el personaje de Luis XV, que ejerció de director de orquesta con sus juguetes. Además, a las 18.20 horas tuvo lugar, como inauguración de la comitiva de la Cabalgata, el espectáculo 'Parade del trois elephants' de la compañía Oposito, en el que los elefantes hicieron una referencia a la naturaleza, tema de esta edición, y al mundo animal.

Los más aclamados

Pero sin duda, los más esperados de la noche fueron los tres Reyes Magos, este año encarnados por el concejal del distrito de Retiro, Luis Asúa, en el papel de Melchor; el edil de IU Daniel Alvarez, quien se convirtió en el rey Gaspar; y el socialista Danial Viondi, transformado en Baltasar.

Las tres carrozas estaban decoradas con motivos de la naturaleza, recreados con lirios de agua y ramas y elementos luminosos. Sus pajes, por su parte, iban vestidos en tonos blancos y azules. Mientras se esperaba la llegada de Sus Majestades a la plaza de Cibeles, la Compañía 'Estudio Festi' ofreció el espectáculo 'Il tempo si rinuova', inspirado en los festejos florentinos, en el paso del tiempo y en la condición humana.

A su llegada a Cibeles, sobre las 20.45 horas, los Reyes Magos fueron recibidos por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y la delegada de Las Artes, Alicia Moreno. En un escenario construido frente al palacio de Telecomunicaciones el Rey Melchor leyó el tradicional mensaje navideño, en el que quiso tener un recuerdo para los seres queridos que ya no están y para aquéllas personas que no pueden disfrutar de estos días porque viven en la pobreza o en situaciones de guerra o violencia.

Además, indicó a los asistentes que la primera obligación "es cuidar y proteger la tierra", y mostró su deseo de que Madrid albergue los próximos Juegos Olímpicos de 2016. Por último, un espectáculo pirotécnico de cuatro minutos y la música del 'Gloria in Excelis Deo' de Vivaldi despidieron a los Magos de Oriente hasta el año que viene.