Señal vertical de Madrid Central
Señal vertical de Madrid Central - Guillermo Navarro

Cientos de autobuses protestan en el centro de Madrid contra Madrid Central

Representantes del sector afirman que la nueva medida de Carmena les impedirá trabajar y realizar «rutas de colegios y carga y descarga de turistas»

MADRIDActualizado:

Faltan cuatro días para que Madrid Central entre en vigor y la polémica sobre la nueva ordenanza no para de crecer. En este caso, empresas privadas de transporte en autobús están colapsando el centro de Madrid, desde plaza de España hasta Cibeles y Colón, para protestar contra la medida frente al Ayuntamiento.

En total, 300 autobuses turísticos y escolares marchan desde las 10.30 horas de la mañana por las principales calles de la capital. «El Ayuntamiento nos está prohibiendo trabajar», denuncia uno de los conductores a Telemadrid. Según representantes del gremio, la entrada en vigor de Madrid Central el próximo viernes perjudicará enormemente a este sector. «Podemos entrar en la Gran Vía, pero no hacer rutas de colegios y hacer carga y descarga de turistas en los hoteles», aseguran los conductores. «No estamos de acuerdo con la política de este Ayuntamiento. No nos tiene en cuenta, parece que nosotros no somos nadie. Sacan las normativas sin consultar», continúan. Los vehículos llevaba carteles con el siguiente lema: «Queremos poder dejar a nuestros viajeros en Madrid Central. Somos servicio público».

Se trata de una manifestación no anunciada previamente, por lo no se ha podido establecer ningún dispositivo para controlar y gestionar el tráfico. Según los conductores, se ha originado de «manera improvisada» desde el viernes, día en que Carmena inauguró la nueva Gran Vía. «Vamos a estar circulando por Madrid hasta que el Ayuntamiento nos reciba», se quejan los conductores al tiempo que la Policía los desvía de las céntricas calles para poder regular la circulación.

Al respecto, aseguran que los representantes municipales no les reciben hasta el 3 de diciembre, una fecha muy tardía para ellos. «Si no nos atienden antes, seguiremos circulando por Madrid como hoy, hasta que se den cuenta de que somos un sector importante que genera dinero», critican los conductores: «Si ellos no tienen prisa, nosotros tampoco. Ya nos atenderán». Los representantes del sector critican que Carmena con su gestión de la Empresa Municipal de Transportes lo único que está haciendo es crear «un monopolio de autobuses para que solo puedan entrar sus vehículos».