La nueva chocolatería en la calle López de Hoyos, 81 - MAYA BALANYÁ

La chocolatería San Ginés sale de su «callejón»

El centenario establecimiento abrirá el 22 de enero un nuevo local en Prosperidad y ampliará su establecimiento original

MadridActualizado:

Tras 126 años oculta en un callejón a mitad de camino entre la Puerta del Sol y el Teatro Real, «La escondida», como era conocida en la Segunda República la chocolatería San Ginés, hoy la cafetería más emblemática de la capital, se lanza a la conquista del mercado nacional: este mes abrirá su segundo establecimiento en Madrid, ampliará su local original y, tras el verano, planea expandirse por el resto del país. Según explica a ABC un portavoz del Grupo Trapote –la empresa madrileña a la que pertenece el establecimiento desde 1990–, el objetivo es hacer crecer el negocio para llegar «no solo al turismo internacional, sino también al cliente de siempre, al madrileño de toda la vida».

La chocolatería San Ginés, en el pasadizo homónimo, cerca de la Puerta del Sol
La chocolatería San Ginés, en el pasadizo homónimo, cerca de la Puerta del Sol - MAYA BALANYÁ

El clima de la chocolatería original en el pasadizo de San Ginés, con sus mesas de madera verde y mármol blanco, elegantes camareros y esa luz tenue que recuerda a los cafés de finales del siglo XIX será replicado en el nuevo local que se inaugurará el próximo 22 de enero. Este nuevo establecimiento, situado dentro del recién renovado mercado de Prosperidad, en la calle López de Hoyos número 81, tendrá 110 metros cuadrados distribuidos en dos plantas. A diferencia del local de Sol, no abrirá las 24 horas todos los días del año, sino que se adaptará al horario del resto de comercios del mercado: desde las 6 de la mañana hasta las diez de la noche, de forma ininterrumpida.

MAYA BALANYÁ
- MAYA BALANYÁ

Una delegación de churreros artesanos de San Ginés, con una década de experiencia en el sector, se mudará al local de López de Hoyos para enseñar el éxito de su receta a la decena de empleados que atenderá a los clientes del barrio de Prosperidad.

También mantendrán al mismo proveedor, «para que ningún cliente encuentre diferencia alguna con el sabor del chocolate con churros de siempre». No obstante, el nuevo local llevará un apéndice en su rótulo: «San Ginés y sus delicias». Es una declaración de intenciones, ya que se explorarán nuevas recetas, más allá de los clásicos churros y porras.

Colombia y Japón

San Ginés es uno de los pocos establecimientos que han elevado los churros y las porras a la categoría de especialidad de la casa. El producto más popular, que se elabora con receta propia ya se puede comprar en paquetes para llevar. Algo que más de 10.000 clientes ya hicieron el año pasado.

MAYA BALANYÁ
- MAYA BALANYÁ

Ante la creciente demanda, Trapote se ha propuesto ampliar el local original para incluir un espacio dedicado a la venta de productos «para llevar, regalar o consumir en casa». Así, tras la inauguración del local de Prosperidad, comenzará la remodelación de un local frente a la chocolatería original que se abrirá al público en un plazo máximo de tres meses.

La chocolatería que frecuentaban la bohemia y los eruditos de la literatura y las artes comenzó hace unos años su expansión internacional. Así, en 2010 se inauguró un local en Tokio, en el barrio de Shibuya. También trataron de hacerse hueco en Shanghái en 2012, donde abrieron dos locales, pero dos años más tarde, cejaron en su empeño por conquistar el Gigante Asiático. Donde sí caló la tradición chocolate fue en Bogotá, en Colombia, donde combinan sus populares churros con el arequipe.