Un grupo de alumnos miembros del coro «Voces para la Convivencia», del IES Francisco Umbral, de Ciempozuelos
Un grupo de alumnos miembros del coro «Voces para la Convivencia», del IES Francisco Umbral, de Ciempozuelos - ABC

Los «chicos del coro» de Ciempozuelos se van a China

Alumnos de un instituto madrileño cantarán este mes en Pekín, invitados por el Gobierno asiático

MadridActualizado:

Las jóvenes voces del coro del Instituto Francisco Umbral, de Ciempozuelos, cumplen diez años en los que acumulan un buen número de galardones. Ahora, además, están a punto de viajar a Pekín (China), donde participarán en un festival, invitados por el Ministerio de Cultura del país asiático.

Más de 120 personas, de entre 12 y 22 años, forman el coro «Voces para la Convivencia», aunque serán unos 40 los que viajen al país oriental. «Estamos negociando los visados, seguros, etcétera. Vamos a cantar en Pekín y en Sehnyang, otra ciudad al norte del país», explica a ABC Alfonso Elorriaga, profesor del instituto y fundador del coro. Él, por su parte, participará durante el viaje en un congreso de educación coral, donde será el encargado de dar una «masterclass» sobre el cambio de la voz, «mi especialidad».

La peripecia de esta coral les ha llevado a actuar en numerosos escenarios, tanto de España como de Europa y el resto del mundo. Incluso han actuado conjuntamente con el prestigioso Colburn Children’s Choir de Los Ángeles, uno de los más reputados internacionalmente. También han participado en el Festival Internacional de Iasi, en Rumanía. Precisamente fue el año pasado, en este país, cuando fueron invitados para acudir a China. «Había un coro chino, y les gustamos tanto, que nos invitaron a participar», explica Elorriaga.

Tras este encuentro, quedaron en verse de nuevo en Barcelona, en otro congreso de corales. Poco después, les llegó al instituto una carta con la invitación formal. «Se lo comunicamos a la consejería de Educación, y ellos dieron el visto bueno y se firmó el convenio. La organización del evento nos facilita el alojamiento y nosotros corremos con los gastos del viaje», señala. Se marchan el 17 de julio y volverán el 30.

Tres coros en uno

El coro del Francisco Umbral participará en los dos festivales: el que se celebrará en Pekín –el XIV Festival Coral Internacional– y el de Sehnyang, la ciudad más grande al noreste de China, con más de 6 millones de habitantes.

En sus diez años de vida, este coro ha ido creciendo en cantidad y calidad. Ahora cuenta entre sus filas con alumnos y ex alumnos, ya que en realidad son tres coros diferentes: «El de adolescentes, el de medianos, que son los premiados, y el de los ex alumnos», dice Elorriaga. En total, son más de 120 personas, entre las que «a China vamos unos 40». Como buen docente, siempre piensa en cómo hacer que los alumnos aprovechen mejor el tiempo. Por eso, además de cantar, el viaje les servirá para «visitar el Instituto Cervantes en Pekín».

Madurar

Obviamente, motivación es lo que les sobra a estos estudiantes: «Están muy contentos, sí. El coro ha entrado en una dinámica de contactos internacionales, porque en el mundo coral europeo hay mucha actividad». Y viajar, asegura, «abre la mente, sirve para aprender idiomas y ayuda a madurar».

El coro de Ciempozuelos, «Voces para la convivencia», se llama así porque «desde el principio tuvimos la idea de montar un coro inclusivo», explica Elorriaga. Apostaron no por cerrar puertas, sino por abrirlas, «siguiendo un proceso educativo más progresivo, enseñándoles a todos a cantar».

Comenzaron «con lo que había», y «lo hemos ido subiendo de nivel». Han pasado diez años desde sus inicios y, «lo mismo que ocurre en el deporte, ya tienen técnica». Incluso cuentan con una exalumna que ahora está haciendo la carrera de canto y es profesora en el coro. La asociación de alumnos se encarga además de las cuestiones organizativas. «Toca autogestionarse, llevar las cuentas, alquilar un autobús para los desplazamientos, pedir permisos a ayuntamientos...», detallan ante el inminente viaje.