Una «chapuza» de Ahora Madrid deja sin cerrar las cuentas municipales de 2017

El Gobierno acude a la comisión de cuentas con una auditoría de la Funeraria sin registro ni nombre de la empresa

Actualizado:

Ayer se vivió un hecho insólito en el Ayuntamiento de Ahora Madrid. La comisión permanente especial de Cuentas no pudo cerrar el presupuesto del ejercicio anterior porque la Corporación hizo mal los deberes. Esta comisión es un órgano que se reúne una vez al año para enviar el resultado de los ejercicios del Consistorio y sus organismos autónomos al Pleno para su aprobación y posterior remisión a la Cámara de Cuentas. La cita de ayer era el último paso para cerrar las cuentas de 2017, pero no se pudo hacer porque el equipo de Carmena olvidó incluir el informe externo de auditoría de la nueva Funeraria que por ley debe realizar.

El viernes, en Junta de Portavoces, el PP denunció que faltaba dicha documentación. Ayer, después de Ahora Madrid la remitiera, se percataron de que en este apartado había un borrador sin firma y sin una empresa auditora que le diera nombre. Figuraba «xxxxx» al final de página. «Una chapuza», como lo calificaron los populares.

Álvaro González, portavoz en la comisión, declaró al término de la sesión interrumpida: «Asistimos a la enésima chapuza del Gobierno de Carmena. Han querido consolidar las cuentas de 2017 con un informe, borrador de una auditora que no se conoce y sin firmar de la Empresa de Servicios Funerarios. Es un hecho inédito en el Ayuntamiento, que nunca ha sucedido y lógicamente hemos pedido la retirada de la cuenta general como así ha hecho el gobierno».

«Con este tipo de información es imposible aprobar la cuenta general, ni siquiera dictaminar el voto. Nosotros hemos dicho que, hasta que la información no estuviera en condiciones, había que retirar el punto», señaló el portavoz de Ciudadanos en la comisión, Miguel Ángel Redondo.

La Cuenta General es el «broche final» en la vida de un presupuesto. Terminado el ejercicio 2017, se produce la liquidación y antes del 1 de junio ha de estar elaborada la Cuenta General. El límite legal para elevarla a la Cámara de Cuentas es el 15 de octubre. La comisión de Cuentas se ha pospuesto al mes que viene para que el equipo de Gobierno incorpore adecuadamente toda la información. La oposición va a poner la lupa sobre la Funeraria, cuyo vicepresidente es el exedil de Economía, Carlos Sánchez Mato.