El campo de Golf Canal, completamente vacío, tras su cierre el pasado mes de febrero
El campo de Golf Canal, completamente vacío, tras su cierre el pasado mes de febrero - ÓSCAR DEL POZO

Chamberí propone un cine de verano como segunda vida para Golf Canal

El pleno del distrito aprueba instalar una pantalla en el espacio, algo difícil porque aún debe ser demolido

MadridActualizado:

El Pleno de Chamberí aprobó en su última sesión, celebrada el pasado 8 de mayo, la creación de un cine de verano en el distrito, con las instalaciones de Golf Canal, cerrado desde principios de año, como propuesta principal. No obstante, que la pantalla se ubique finalmente en este espacio al aire libre es algo difícil porque la zona está acordonada y aún pendiente de demolición; en cualquier caso depende de la autorización de la Comunidad de Madrid.

La moción, presentada por Ciudadanos, fue aprobada con los apoyos del PP y el PSOE y la negativa de Ahora Madrid. Desde la formación «naranja» definen su propuesta «como una gran idea» para el barrio y abogan por un cine de verano «sencillo». Así, el lugar favorito es Golf Canal, pero también se han presentado otras dos ubicaciones por si finalmente fuese inviable. Una es el aparcamiento del centro cultural Galileo, situado en la calle de Fernando el Católico, y la otra el parque Enrique Herreros, en Bravo Murillo, casi enfrente de las instalaciones deportivas del Canal.

El cine, defienden en Ciudadanos, apenas supondría trabajo e inversión; bastaría con situar una pantalla de grandes dimensiones y un proyector. «Es algo muy básico, se puede poner en una tarde», sostiene la edil Silvia Saavedra. La sencillez a la que se refiere remite a la simpleza del montaje, con una infraestructura muy limitada, y a que el coste estimado es casi simbólico. «Proponemos un cine con proyecciones para toda la familia por 4 euros, incluso menos», dice Saavedra; y añade: «Va a ser muy bueno porque reflotará la vida del barrio». La intención es que esta sala al aire libre, sea cual sea la ubicación, se haga antes del verano.

La autorización para instalar el cine depende de la Comunidad de Madrid, propietaria del terreno

La pregunta presentada en el pleno cita literalmente a Golf Canal, inutilizado desde febrero, como la mejor opción para albergar el cine, además de ser una «buena ocasión» para aprovechar el espacio momentáneamente. Como informó ABC, el campo de golf fue clausurado bajo sentencia judicial tras estimar la denuncia de que la construcción del centro no cumplía los requisitos administrativos requeridos para justificar su condición de interés general. Aunque se mantuvieron las escuelas de fútbol y pádel, el golf fue clausurado para ser demolido en los próximos meses.

En este momento, todo está supeditado al plan de demolición que debe presentar la Comunidad de Madrid. Esta situación pone en duda que el cine pueda llegar a situarse en este punto, ya que su tramitación, casi seguro, se extendería más allá del verano. Por otro lado, y aunque la propuesta se votó en la Junta de distrito de Chamberí, el espacio en cuestión no depende del Ayuntamiento y es el Gobierno regional quien tiene la última palabra. El Consistorio explicço que aún está en fase de planificación y que, de momento, no puede hablarse de plazos.

Dudas de los vecinos

Las asociaciones de vecinos, precisamente, auspiciaron el cierre del campo de golf para levantar en su lugar una gran zona verde. Pese a que no ven con malos ojos el cine de verano, tienen ciertas dudas respecto a su viabilidad; ven más factible que se ubique en cualquiera de las otras opciones.

El presidente de la asociación El Organillo de Chamberí, Julio López, edeclaró a ABC que «no lo ve posible» porque están a la espera del plan de la Comunidad para que el campo de golf sea finalmente derruido. «El cine nos parece bien pero también hay que valorar el impacto que tiene en los vecinos; es verdad que el Canal sería una buena opción, pero tal y como están las cosas lo veo difícil», valora López.

El Organillo criticó esta semana que aún no se haya cumplido la sentencia de demolición del recinto. La asociación exige a la dirección del Canal de Isabel II que derribe la parte correspondiente y aclare qué se puede instalar en ese terreno. «Los estudios, el proyecto y la responsabilidad de lo que se puede o no instalar en el III Depósito es exclusiva de la dirección del Canal y del Gobierno autonómico», indicaron los vecinos.

Su propuesta pasa por ampliar los espacios peatonales, instalar una zona deportiva con canchas multiusos y otra cubierta, así como la mejora de los aparatos de gimnasia. Además, sugiere aumentar el número de árboles, mejorar la comunicación del Depósito con el Parque de Santander y edificar un kiosco de bebidas.