Grandes almacenes madrileños
Grandes almacenes madrileños - EFE

CC.OO. plantea acabar con la libertad de horarios comerciales en Madrid

Quieren que trabajar en domingo sea «un acto voluntario», y limitar la zona de gran afluencia turística a cinco barrios del centro y Barajas

MADRIDActualizado:

El sindicato CC.OO. ha planteado una iniciativa legislativa popular en la Asamblea de Madrid para modificar la ley de libertad de horarios comerciales de 2012. En su propuesta, quieren que los comercios vuelvan a abrir «un máximo de 90 horas semanales y diez festivos al año», cuando ahora Madrid es la única región de España que permite abrir los 365 días al año, las 24 horas en todos los municipios, según se reguló en la etapa de Gobierno de Esperanza Aguirre.

Esa desregulación total «no sirvió para crear empleo, muy al contrario, ni tampoco aumentó el volumen de negocio» respecto a otras Comunidades Autónomas, ha dicho en rueda de prensa el secretario general del sindicato, Jaime Cedrún. En su iniciativa legislativa popular, piden que trabajar los domingos sea «un acto voluntario, con una retribución adecuada y permisos compensatorios».

También pide limitar la consideración de Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT), que actualmente abarca el total de municipios, a los que tengan monumentos Patrimonio de la Humanidad: Aranjuez, El Escorial y Alcalá de Henares. En la capital, que solo sea ZGAT el distrito Centro, los barrios de Castellana, Recoletos, Justicia, Cortes y Palacio, así como la zona aeroportuaria de Barajas.

Seis años después, «el balance es nefasto; los afiliados a la Seguridad Social del sector comercio bajaron de 385.470 en junio de 2012 a 375.526 a comienzos de 2015», según la coordinadora de Comercio de Comisiones Obreras, Rosa Galbarro.

Asimismo, el comercio minorista «bajó de 225.000 empleados en 2011 a 203.000 en 2014», y el saldo para las pymes del sector fue «de 3.000 empresas menos y 20.000 autónomos menos» tras la liberalización.

Las grandes superficies, aun ampliando su cuota de mercado, han afrontado la subida de costes de franjas horarias tan extensas «rebajando las condiciones de trabajo, con congelaciones salariales en 2014-2016, convirtiendo contratos de jornada completa en parcial y jornada partida, y recortando descansos semanales», añadieron.

Las mujeres son las más afectadas: «Son un 60 por ciento de la plantilla y solo la mitad de ellas tiene jornada completa y contrato indefinido»; a ello se añaden «cambios de horarios constantes, incluso comunicados el mismo día»; prolongaciones de jornada sin pagar horas extras ni compensar con tiempo libre, imposibilitando la conciliación familiar.

«La gente tiene el dinero que tiene, y no por abrir 24 horas va a gastar más», según el sindicalista José María Martínez para quien los nuevos hábitos de comprar por internet están revolucionando el sector, y la solución «no es abrir 365 días». De hecho, la cadena de distribución que copa 24 por ciento del mercado «no abre los domingos».

Para Cedrún, la liberalización total, en los 179 municipios de la región, fue «una medida ideológica, basada en el dogma ultraliberal que ha venido aquí a ensayar y sigue gobernando Madrid».

CCOO se ha reunido con los grupos parlamentarios y cuenta con el apoyo de PSOE y Podemos. Una vez admitida a trámite la ILP, se iniciará una recogida de firmas hasta alcanzar las 50.000 necesarias para pedir la modificación de la ley.

Según datos del INE, en 2015-2016 cerraron en la región 1.555 comercios pequeños y de cercanía, además de 2.500 empresas desde la liberalización, asegura el sindicato.