Parte de los objetos requisados a la banda
Parte de los objetos requisados a la banda - ABC

Cazan a la banda de los falsos electricistas que robaban a ancianas

Los presuntos estafadores, de nacionalidad española, portaban numerosas joyas, dinero y documentos bancarios

MADRIDActualizado:

La Policía Municipal de la Unidad Integral del Distrito de Centro Norte han detenido a tres individuos que, presuntamente, se dedicaban a robar en casa de ancianas haciéndose pasar por técnicos de la luz. Los agentes han recuperado más de 70 objetos de valor, entre joyas, pendientes, anillos, broches, alfileres, collares, pulseras, gemelos y hasta mecheros de marca. Estaban escondidos en el maletero del vehículo donde fueron sorprendidos.

Todo comenzó el pasado lunes, alrededor de las 17.10 horas, cuando la patrulla realizaba un control preventivo de tráfico a la altura de la Puerta de Toledo. Observaron que un Citröen C5 negro circulaba de forma anómala efectuando maniobras y cambios de carril bruscos. Ante estos hechos, los agentes lo siguieron mientras solicitaban ampliación de información sobre la documentación en vigor de dicho coche, descubriendo así que no tenía seguro obligatorio.

Dieron el alto y comprobaron que estaba a nombre de la novia del copiloto, que resultó ser Guillermo G. G., de 29 años y vecino de Fuenlabrada. Conducía Daniel P. V., residente en Madrid pero oriundo del Puerto de la Cruz, donde tiene una empresa de importación y exportación de vehículos, decoración y jardinería. El tercer ocupante era Alberto A. L., de 37 años y leganense.

Mientras los agentes comprobaban sus datos, los encartados mostraron una actitud muy sospechosa, sobre todo Alberto, al que sorprenden rompiendo una tarjeta de crédito que resultó ser de una de sus víctimas.

Ante las sospechas de que se pudiera haber cometido algún delito, los agentes localizaron a una de las titulares de las tarjetas requisadas, que en aquel preciso momento se encontraba en la comisaría del barrio de Salamanca poniendo una denuncia por robo en su domicilio, situado en la avenida de los Toreros.

La víctima, de avanzada edad, manifestó vía telefónica que dos varones de entre 30 y 40 años «calvos o rapados», que coincidían con la descripción de los ocupantes del vehículo, habían accedido a su domicilio identificándose como técnicos de la luz, registrando el mismo y marchándose sin mediar palabra. La policía le informó de que habían encontrado una cartilla bancaria a su nombre en la que figuraba un reintegro en efectivo de 600 euros de esa misma mañana, negando la víctima haber sido ella.

Alberto, el más nervioso del grupo, llevaba puesto el chaleco de trabajo, con numerosos bolsillos, donde había gran cantidad de joyas. Guillermo portaba otro chaleco, guantes, un destornillador y un voltímetro.

Asimismo, Daniel llevaba encima 2.195 euros; Alberto, 1.285; y Guillermo, otros 3.480 euros, precisaron fuentes policiales a ABC.

Con toda esta información recabada y ante la incapacidad de los ocupantes del vehículo de justificar la procedencia del dinero, las joyas y los documentos bancarios, se procedió a su detención y traslado a las dependencias policiales del mismo barrio de Salamanca, donde se sospecha que cometieron, cuando menos, uno de sus presuntos delitos. La investigación sigue en marcha por las denuncias que pudieran ser recibidas por vecinos de la zona.