Los caminos de Levy y Martínez-Almeida se cruzaron el 19 e abril de 2017, en un acto en Cibeles promovido por los populares donde trataron de evitar una conferencia de Puigdemont autorizada por Carmena
Los caminos de Levy y Martínez-Almeida se cruzaron el 19 e abril de 2017, en un acto en Cibeles promovido por los populares donde trataron de evitar una conferencia de Puigdemont autorizada por Carmena - MAYA BALANYA

El PP quiere a Levy como «número dos» en la lista de Martínez-Almeida

La diputada catalana encaja en la imagen que pretende el partido para fortalecer el centro-derecha en Madrid y consolidar la figura del candidato

MadridActualizado:

El Partido Popular, que dirige Pablo Casado, quiere a Andrea Levy (Barcelona, 1984) como «número dos» de José Luis Martínez-Almeida, el candidato elegido para arrebatar la alcaldía a Manuela Carmena en Madrid. Fuentes de Génova señalan que puede ser una posibilidad, pero hasta que no se empiecen a construir las listas no lo dan por confirmado. La imagen «cosmopolita y moderada» de la diputada catalana –como la definen– fortalece el centro-derecha de la marca popular en la ciudad y, unido a su proyección mediática –el punto débil del portavoz municipal–, representa el contrapunto para hacer frente a Begoña Villacís, la que será cabeza de lista por Ciudadanos.

Levy forma parte del escuadrón de confianza de Casado para renovar el PP, una mujer que, desde el momento en que se dio a conocer la sentencia de la Gürtel que dinamitó a su partido en La Moncloa, alzó la voz para pedir públicamente disculpas por no haber detectado la corrupción en sus filas. «Toca asumir la culpa de que algo falló, que no estuvimos a la altura de esa responsabilidad», publicaba en su perfil de Facebook el 25 de mayo de 2018.

Recién conocidos

Los caminos de Levy y Martínez-Almeida se cruzaron el 19 de abril de 2017. Los populares se movilizaron con la campaña «No en Cibeles» para evitar, fallidamente, la celebración de una conferencia de los golpistas Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Raül Romeva en el auditorio Caja de Música, en la sede del Ayuntamiento. El acto contaba con la autorización del Gobierno de Carmena. Martínez-Almeida invitó para la ocasión a Alicia Sánchez Camacho, ex presidenta del PP catalán, y también a Levy para hacer fuerza. Desde ese momento se produjo un flechazo político entre ambos y la actual vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, licenciada en Derecho, se convirtió en madrina del Abogado del Estado. Es la pareja del PP que encarna el centro-derecha.

Levy se ha «pateado» los distritos y se ha dejado ver en diferentes actos llevados a cabo por el concejal que sustituyó a Esperanza Aguirre en el grupo municipal, algunos de ellos, incluso, con presencia también de la actual candidata a mantener el gobierno en la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. El pasado mes de junio, a modo de presagio, los tres se fotografiaron con camisetas de España con motivo del primer partido que jugó la selección en el Mundial, donde se enfrentó a Portugal.

Sorpresa en el Debate

Los rumores de que Levy acabaría en las listas de Madrid cobraron fuerza el 25 de septiembre, día en que se celebró el Debate del Estado de la Ciudad. Ella apareció inesperadamente en el «hall» del salón de plenos del Palacio de Cibeles. Allí posó sonriente junto al alcaldable para brindar su apoyo a la oposición ejercida.

La instantánea del pasado domingo en el Teatro Goya, escenario desde el que Casado presentó oficialmente a los candidatos madrileños, también evidenciaba la lectura de su aterrizaje en el equipo futuro municipal.

Levy lleva tiempo viviendo en Madrid y, de momento, no ha dicho públicamente que quiera dejar atrás el Parlament. En estos momentos, está volcada y centrada en la redacción del programa electoral marco del nuevo PP para todas las elecciones autonómicas y municipales del país, un guión que sentará las bases ideológicas y la estrategia que vertebre al partido en España después de la Convención Nacional. Casado le ha encomendado esta misión como muestra de su confianza en ella.

Muchos se preguntarán qué hace una parlamentaria catalana en la capital. Su perfil, explican fuentes populares, refuerza la idea de «un Madrid abierto a todos» y encaja con el discurso que Casado esgrimió el pasado domingo sobre la defensa constitucional, la unidad y «la España de los balcones». Además, su identidad consolidará la de Martínez-Almeida.