El puente del Rey acogerá el espectáculo «Cristal Palace»
El puente del Rey acogerá el espectáculo «Cristal Palace» - Ayuntamiento

Carmena se reconcilia con la Navidad y pondrá dos «belenes» de Maíno y Murillo en la Puerta de Alcalá

La alcaldesa presentó ayer el programa de Navidad para la capital con más apego a la tradición que en ediciones pasadas

MadridActualizado:

La alcaldesa Manuela Carmena afronta la última Navidad de su mandato y, ayer, se mostró algo más melancólica de la tradición que en las últimas tres citas navideñas. Por delante, su advertencia de que no está «en precampaña» aunque la programación de estas navidades hayan huido de polémicas pasadas de forma evidente. Atrás quedó la primera cabalgata «sui generis» y la «rebelión de los belenes» de Ahora Madrid que llevó al Ayuntamiento al borde del conflicto con la Asociación de Belenistas.

El gesto determinante de esta reconciliación definitiva con los orígenes cristianos de estas fechas es, sin duda, el regreso de las representaciones religiosas a la Puerta de Alcalá. A su llegada a la alcaldía, Carmena cambió el belén luminoso por simples motivos decorativos. En las tres últimas navidades, los madrileños reaccionaron colocando centenares de Nacimientos bajo el arco central del monumento a modo de reivindicación.

Este año, el Ayuntamiento de Madrid ha decidido poner, en colaboración con el Museo del Prado, dos reproducciones de gran tamaño de dos obras maestras del Barroco español: «La Adoración de los Pastores», de Bartolomé Esteban Murillo, y la «La Adoración de los Reyes Magos», de Fray Juan Bautista Maíno. Un particular homenaje al bicentenario del museo que, de paso, zanja la polémica que saca a relucir cada año el PP –que, por cierto, colocó allí un Nacimiento de cartón el pasado sábado–.

Detalle de la «Adoración de los Reyes» de Maíno que estará en la Puerta de Alcalá
Detalle de la «Adoración de los Reyes» de Maíno que estará en la Puerta de Alcalá

Entre los belenes municipales, destaca la composición del artesano José Luis Mayo Lebrija, en CentroCentro, en el Palacio de Cibeles. Pero no es el único y suma a su programación cultural una guía con los belenes presentes en las Juntas de Distrito, basílicas y conventos de la capital. También hay programados siete conciertos de villancicos, góspel y flamenco. La música será una de las grandes protagonistas de la programación navideña. El 5 de enero, Depedro se subirá al Teatro Real junto con la Banda Sinfónica Municipal de Madrid.

Una de las novedades de este año será la instalación de un gran salón de baile en Madrid Río. El Puente del Rey se llenará de luz y de música el 30 de diciembre con el espectáculo «Cristal Palace» con dos escenarios, uno aéreo para acróbatas y otro a ras de suelo. La cabalgata de Reyes estará este año dedicada a las artes y estrenará carrozas. Las reales estarán construidas con las cartas de niños que escribirán en un papel mágico que se iluminará durante el desfile del 5 de enero. Por primera vez, habrá audiodescripción en directo para personas con discapacidad visual, subtitulado y bucle magnético.