Los dos camiones reivindicativos de la Policía Municipal, ayer, a su paso por la plaza de Colón
Los dos camiones reivindicativos de la Policía Municipal, ayer, a su paso por la plaza de Colón - ABC

Carmena rebaja la jornada laboral a todos sus empleados, excepto a la Policía

Enorme malestar sindical porque la Junta de Gobierno aún no ha aprobado el convenio del Cuerpo

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Mal empieza el nuevo año en la Policía Municipal. Hacía un mes y medio que las aguas bajaban en calma tensa por el Área de Seguridad, tras la firma por parte de tres sindicatos afines al Gobierno local del nuevo convenio para el Cuerpo; pero la burbuja ha vuelto a estallar, hasta el punto de que las otras centrales de los trabajadores, CPPM (la mayoritaria) y CSIT-Unión Profesional, han sacado por las calles de Madrid dos camiones denunciando la «falta de derechos» que sufren.

La gota que ha colmado el vaso ha sido la puesta en vigor del convenio general para todos los empleados municipales, con la bajada de 37,5 a 35 horas laborales por semana... excepto para la Policía Municipal, que es el principal colectivo, con unos 6.200 efectivos. El 28 de diciembre, el gerente de la Ciudad, Eloy Cuéllar, firmó una circular informativa en la que se recordaba que, en la Junta de Gobierno del día anterior, se aprobó el acuerdo de convenio 2019-2022 «sobre condiciones de trabajo comunes al personal funcionario y laboral del Ayuntamiento de Madrid». En función de ello, desde el 1 de enero, pasan a trabajar 35 horas semanales, a razón de siete diarias.

Sin embargo, sigue sin aprobarse por la Junta de Gobierno el acuerdo sobre el convenio del Cuerpo, firmado antes que el general, por lo que la Policía Municipal sigue bajo el reglamento general de 2013, con 37,5 horas de trabajo. Aunque el convenio firmado por tres de los cinco sindicatos (que son minoría) recoge aún este último horario, debería aplicarse la jornada que establece el general, la de 35 horas. Pero no está siendo así. «No puede ser que estemos discriminados sobre el resto de colectivos municipales», critica la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU), que considera que esta diferenciación «es por la Cabalgata de Reyes y el plan de Navidad»: «En el nuevo convenio no hay fines de semana adicionales, al aplicarse las 35 horas», recuerdan.

CSIT-UP afirma: «A día de hoy, seguimos sin ningún tipo de subida económica y, además, sufrimos este agravio comparativo en la jornada laboral». Culpa de ello a los tres sindicatos que rubricaron con la alcaldesa, Manuela Carmena, el nuevo texto para el Cuerpo, el que aún está por aprobar por la Junta de Gobierno.

Se refiere a UPM, UGT y CC.OO., situados ideológicamente en la izquierda. «Han hecho dos cortafuegos. El primero, con el referéndum de junio, en el que el 85% de la plantilla rechazó la propuesta; en aquella ocasión lo hicieron porque se acercaban las fiestas patronales, el Orgullo Gay y el Mad Cool, con los incovenientes que suponen esos eventos si no hay personal suficiente. Y, luego, en noviembre, con la firma del convenio de la Policía Municipal».

Precisamente, esas tres centrales han remitido una carta al Ayuntamiento en la que ahora sí que afean la actitud del equipo de Gobierno. Para CSIT-UP, «esa misiva es otro paripé, porque sabían que esto iba a ocurrir, pero ahora están las elecciones municipales muy cercanas».

CPPM ha remitido un escrito al coordinador general del área, Daniel Vázquez, y al concejal de Seguridad, Javier Barbero, en el que piden que «de manera urgente convoquen la mesa de la Policía». Exige que a los agentes también se les apliquen las 35 horas y «mejoras económicas, de jornada y de conciliación laboral» como al resto de colectivos municipales.