Costaleros desnudos en la representación
Costaleros desnudos en la representación - ABC

Carmena programa «Dios tiene vagina»: una obra «semiporno» sobre la Semana Santa

Grupos católicos han protestado por la representación, en Naves de Matadero, de titularidad municipal

MADRIDActualizado:

«Semipornográfica», «que se burla» y «cristianófoba». Así califican grupos católicos la obra de teatro que ha acogido Matadero de Madrid, el supuesto buque insignia de la cultura municipal, este fin de semana. Se titula «Dios tiene vagina» y es la primera parte del llamado «Díptico por la identidad», de la compañía cordobesa Vértebro.

Las imágenes y el propio tráiler no dejan lugar a dudas. «Inspirado» en la Semana Santa de Sevilla, aparecen nazarenos que solo llevan capirotes modados, con los actores totalmente desnudos. Otro es Jesucristo crucificado sobre un madero en el que se puede leer «Escupe» y hombres y mujeres sin ropa con costales, construyendo y levantando una especie de parihuelas, al tiempo que los únicos personajes vestidos cortan jamón y demás viandas al más puro estilo costumbrista.

«Dios tiene vagina» se estrenó en 2017 en Cataluña y ha pasado por los festivales «Embrions. Escena Poblenou, G.R.U.A.» (Barcelona) y «TNT Terrassa Noves Tendències» (Barcelona), para recalar en la sala Fernando Arrabal de Matadero el pasado viernes, hasta ayer. Tres sesiones que ha intentado abortar la Asociación Española de Abogados Cristianos con una recogida de firmas que, finalmente, no ha conseguido su propósito.

«¿Quién podría calificarlo como arte? El último ataque de Carmena a los católicos cruza los límites de la ofensa y el mal gusto. He visto el tráiler (no ha sido nada agradable), en el que salen todos los actores desnudos representando procesiones de Semana Santa y burlándose de nuestras costumbres católicas. Vestidos de penitentes, de costaleros, simulando la Semana Santa y otras tradiciones… Esto es una auténtica provocación», indica el portavoz de la Asociación Española de Abogados Cristianos.

Y remata: «Van a por nosotros. Desde hace mucho tiempo. Pero, con esto, se ‘han coronado’. Saben lo que significan para nosotros las costumbres católicas. Y más ahora, que queda menos de un mes para la Semana Santa».

Efectivamente, la puesta en escena en Madrid de «Dios tiene vagina» se ha producido en plena Cuaresma. En la recogida de firmas, indican: «Los cristianos nos volvemos a ver atacados por otra acción de su gobierno laicista y cristianófobo. Es una función semipornográfica en la que los actores aparecen totalmente desnudos, vestidos de penitentes, de costaleros, simulando procesiones de Semana Santa…».

«Compañía de prestigio»

En la información que ofrece la web del Consistorio de la capital se detalla que uno de los coproductores es Naves Matadero-Centro Internacional de Artes Vivas, entre otros. Desde el Área de Cultura, que dirige la alcaldesa, indican que «Vértebro es una compañía de gran prestigio». Niegan que hayan coproducido ni subvencionado la obra y que «ha sido representada con total normalidad en Barcelona, Valencia, el Festival de Reims (Francia) y en un encuentro internacional de Tlalpan (México): «Es fundamental respetar el derecho a la libertad de expresión y artística».

.

En el programa del proyecto «Díptico por la identidad», los artistas explican que consiste en «una serie de piezas y acciones en torno a cuestiones identitarias, con el deseo de proponer un contexto de pensamiento y acción que visibilice conceptos permeables sobre género, fe, política o sexualidad».

Las Naves de Matadero fueron creadas por el Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón (PP) como un enclave para las artes escénicas vanguardistas. Sin embargo, con la llegada de Ahora Madrid, la polémica se instaló, hasta el punto de que más de 200 artistas de renombre, muchos simpatizantes del partido de Carmena, escribieron un manifiesto en contra de la programación. Matadero también ha sido cedido por la concejal de Arganzuela,Rommy Arce, para actos independentistas.