Sesión plenaria para aprobar los presupuestos, ayer - MAYA BALANYA | Video: Qué es la tasa turística que se quiere aplicar en Madrid

Carmena penalizará a los dueños de pisos vacíos para incentivar el alquiler

El Ayuntamiento va a pedir al Gobierno más competencias y autonomía fiscal para sumar ingresos extra

MadridActualizado:

El Ayuntamiento de Madrid aprobó ayer sus presupuestos con el sustento del Partido Socialista: 4.796 millones de euros para ejecutar durante los próximos 365 días. El delegado de Economía y Hacienda, Jorge García Castaño, celebró el consenso alcanzado [tras siete meses de negociaciones] con el anuncio de librar una nueva batalla con el Ministerio –amigo– de Hacienda para conseguir nuevas fuentes de ingresos. Ahora Madrid pretende a partir de la próxima legislatura poder aplicar una tasa turística en la capital, un impuesto que hasta ahora le impide implantar la Comunidad de Madrid para no perjudicar a los visitantes; también sueña el «partido del cambio» con poder gravar a los propietarios de las viviendas vacías con un 50% extra del IBI.

El ex de Izquierda Unida lo dijo alto y claro desde el estrado de la Cámara madrileña: «¿Por qué no recaudar la tasa turística, por qué no gravar al 50% las viviendas vacías, y por qué no poder bonificar fiscalmente las inversiones en eficiencia energética?». Al término de la sesión plenaria, reveló en los pasillos que ya han solicitado una reunión con la titular de la cartera de Hacienda, María Jesús Montero, para tratar estos asuntos. El delegado es optimista con conseguir su propósito, sobre todo con la buena sintonía que mantuvieron el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la alcaldesa al conocerse hace unas semanas.

Una idea recurrente

La aplicación de la tasa turística no es un plan nuevo de Ahora Madrid. El predecesor del actual delegado, Carlos Sánchez Mato, fue el primero que deslizó el proyecto un mes después de aterrizar en Cibeles, en julio de 2015. La polémica suscitada llevó a la regidora a negar este extremo al día siguiente. Sin embargo, el planteamiento se retomó un año más tarde. Al ser una competencia autonómica, la entonces presidenta regional, Cristina Cifuentes, puso freno a la pretensión de la ex juez.

El Madrid de Manuela Carmena se sigue mirando en el espejo de Barcelona para instaurar nuevas políticas. La Ciudad Condal aplica la tasa turística desde 2012, llegando a recaudar cinco millones de euros anuales. El consejero de Turismo de la Comunidad de Madrid, Jaime Miguel de los Santos, considera que la capital no necesita esta medida: «Cualquier tasa, cualquier impuesto añadido desincentiva el interés de los inversores y de los turistas». El experto ofrece el dato de que en la región, el turismo representa casi el 7% del PIB y da trabajo a 383.000 personas.De lo Santos tacha de «ocurrencia» la propuesta y señala que en 2017 la región recibió 13,5 millones de personas y el gasto medio por día y por turista superó casi los 100 euros de media.

Rechazo del sector

El sector da la espalda a la imposición del plan fiscal. La Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM) mostró su disconformidad ayer. «Los hoteleros madrileños apostamos tanto por el desarrollo sostenible del destino como por un turismo de calidad, pero la tasa no es el mejor mecanismo para lograrlo», manifestaron. En la misma línea se pronunció el presidente de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), Pablo Lázaro. «Somos contrarios a cualquier tipo de tasa, que, lejos de fomentar el turismo, genera rechazo», afirmó.

García Castaño avanzó el deseo de su formación de poder penalizar a los propietarios que mantengan sus viviendas vacías con un 50% extra del impuesto del IBI con el ánimo de promover el alquiler a un precio razonable. Al contrario, pretende bonificar las inversiones en eficiencia energética. Les gustaría también tomar el control de la política de dependencia.

«Hay dos ciudades que tienen leyes propias, Barcelona y Madrid, y esas leyes pueden ser vehículos de cambio de competencias de la economía fiscal. Creo que el Gobierno central tiene esa perspectiva», declaró el también concejal de Centro, quien apuntó a que es «factible» que se lleven a cabo «modificaciones concretas» de competencias autonómicas que mejoren a los grandes ayuntamientos.