Colau y Carmena en la inaguruación de la exposición «No pasarán»
Colau y Carmena en la inaguruación de la exposición «No pasarán» - Isabel Permuy

Carmena «olvida» el pacto de la memoria sobre las víctimas de ETA

El Pleno aprobó por unanimidad en 2013 poner en marcha «la rueda de la libertad»

MadridActualizado:

Mientras el Ayuntamiento de Madrid de Manuela Carmena ultima su retirada de las 49 placas del callejero relacionadas con el franquismo –pese a que no hay sentencia firme que avale la decisión–, y lleva a cabo otras acciones donde sólo recuerda una parte de la historia más sangrienta de la ciudad a mitad del siglo pasado, olvida rendir tributo a aquellos que perdieron su vida en actuaciones más salvajes y recientes a manos de la banda terrorista ETA.

382 muertos en Madrid

El grupo municipal popular recordó ayer al equipo de Gobierno que el Pleno del Ayuntamiento aprobó en 2013, entonces con Ana Botella (PP) como alcaldesa, dedicar a las víctimas del terrorismo «el itinerario de la libertad» en cada lugar donde fueron asesinadas. Fue una decisión aprobada por unanimidad (PP, PSOE, IU y UPyD) el 28 de mayo de aquel año. Cinco años después, Ahora Madrid ha relegado esta tarea a la última página de su agenda. En cuarenta años, Madrid sufrió 176 atentados que acabaron con la vida de 382 personas.

Será el PP el encargado de volver a llevar a la Cámara madrileña este acuerdo olvidado para que el equipo de Gobierno asuma el compromiso de colocar todas las placas de memoria a los asesinados. «Es ignominioso que una ciudad tan castigada por el terrorismo de ETA todavía no haya sido capaz de cumplir ese acuerdo plenario», criticó el portavoz del grupo, José Luis Martínez-Almeida.

La alcaldesa Botella inauguró en enero de 2014 la ruta de la libertad, pero no incluía la totalidad de las placas. «Es de justicia y una obligación moral para todos los españoles, y en nuestro caso los madrileños, garantizar la justicia, la verdad, el recuerdo y la dignidad de las víctimas y sus familias, frente a cualquier tipo de olvido, impunidad o m anipulación de la historia», dijo el día de su presentación.

El PP también planteará que se haga una «gran exposición de homenaje a las víctimas» de la banda armada. «Creemos que es el mejor instrumento que tenemos en estos momentos para relatar la verdad de lo que fue ETA y para que las víctimas puedan tener ese espacio de memoria, dignidad y justicia», zanjó el edil.

Ruta republicana y checas

Ahora Madrid está anclado en los años de la Guerra Civil, la dictadura y en contar la parte de la historia que afectó al bando republicano. No sólo comenzó el mandato de Carmena dando prioridad al cambio del callejero franquista, sino que en el último año ha decidido rendir tributo en el memorial del cementerio de La Almudena a los casi 3.000 fusilados a manos de los golpistas en las tapias. Incluirán, finalmente –desoyendo a los expertos del Comisionado de la Memoria– a los 335 asesinos y torturadores republicanos que participaron en las checas madrileñas.

En esta línea «sectaria» y «dogmática» que denuncia la oposición, el mes pasado el Consistorio inauguró la exposición «No pasarán», centrada en los madrileños que durante 16 días de noviembre de 2016 lucharon contra los sublevados. La última acción del Ayuntamiento sobre la historia parcial es la elaboración una guía del Madrid republicano, que servirá de base para la creación de una ruta turística. La propuesta fue aprobada en el Pleno de Centro con el PSOE, autor de la iniciativa, y Ahora Madrid. Cs se abstuvo y el PP votó en contra después de que los socialistas rechazaran incluir las decenas de checas que se abrieron en el centro durante la Guerra Civil.