Carmena fulmina la unidad policial que reforzaba los distritos más conflictivos

El Grupo de Apoyo Zonal se dedicaba a controlar el botellón, drogas, armas y venta ambulante. Vecinos y comerciantes se quejan de la decisión

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El director general de la Policía Municipal de Madrid, Andrés Serrano (Podemos), anunciará hoy la supresión de la unidad policial que se dedicaba a dar apoyo en algunos de los distritos más conflictivos de la capital.

Se trata del Grupo de Apoyo Zonal (GAZ), creado en septiembre de 2014 por el anterior equipo de Gobierno (PP). Lo conforman 25 agentes y dan servicio en las Unidades Integrales de los Distritos (UID) de Arganzuela, Villaverde, Usera, Latina y Carabanchel.

Su puesta en marcha respondía a las reclamaciones vecinales y de comerciantes de esos barrios y tenía como objetivos principales la lucha contra la venta ambulante, el botellón, el control de animales peligrosos en zonas verdes, la incautación de drogas y de armas.

Patrullaban las áreas más problemáticas en turnos de mañana y tarde, y lo hacían de paisano, para que su labor fuese más eficaz.

Por todo ello, ahora esos colectivos no entienden la decisión de la alcaldesa, Manuela Carmena, y rechazan su supresión. La excusa de Ahora Madrid es que se busca un nuevo modelo policial y que estos agentes ya están integrados en sus UID correspondientes, aunque ahora trabajarán como el resto de funcionarios.