CURIOSIDADES DE MADRID

Carmena dejará sin calle al primer español que superó la barrera del sonido

Ahora Madrid asegura que el comandante Zorita participó en el bombardeo de Guernica, pero no se licenció como piloto hasta pasados unos meses desde el ataque

MadridActualizado:

La purga que Manuela Carmena ha previsto para el callejero de Madrid, con la sustitución de las vías con reminiscencias franquistas, incluye una treintena de nombres que, en algunos casos, son grandes desconocidos para el ciudadano medio. De hecho, en la actualidad, muchas de estas figuras están más asociadas a la calle que apellidan que a su propia biografía. Es el caso de Demetrio Zorita Alonso (Ponferrada, León, 1917), acaso olvidado a pesar de ser el primer aviador español que superó la barrera del sonido.

La justificación que da Ahora Madrid para suprimir la calle en su nombre es que participó como piloto en la Guerra Civil, junto a los nazis en la Segunda Guerra Mundial y en el bombardeo de Guernica. La documentación que maneja el Gobierno de Carmena, sin embargo, es poco precisa. Sí es cierto que combatió contra la Segunda República desde el bando sublevado, así como su relación como aviador con la Luftwaffe, pero no tanto el último apunte. Es complicado que participara en el asedio aéreo porque, ocurrido este en abril de 1937, Zorita no fue instruido como piloto hasta pasados seis meses desde la fecha, en octubre de ese año.

En cualquier caso, la vida del comandante Zorita estuvo ligada al pilotaje; primero como militar y posteriormente como probador. Respecto al primer término, en efecto, no fue hasta finales de 1937 cuando adquirió la licencia. Un permiso que lo catapultó en su carrera castrense, siendo el líder de la avanzadilla española que en 1941 luchó en el Frente Ruso junto a la aviación alemana. Zorita fue uno de los seleccionados (en torno a una veintena) para formar la bautizada como Primera Escuadrilla Azul, solapada a la famosa División Azul. Por cierto, la calle a los caídos de esta brigada también será suprimida del plano.

En cuanto a su condición de piloto de pruebas, su nombre pasó a la historia el 5 de marzo de 1954, cuando atravesó la barrera del sonido; un hito para la aviación española. Demetrio Zorita alcanzó su propósito en la base aérea de Brétigny, en Francia, al mando de un avión Marcel Dassault MD-452 «Mistere II» del ejército galo.

Muerte en Torrejón de Ardoz

Acabado el curso en la localidad francesa como el número uno de su promoción, y nombrado posteriormente jefe de pilotos del Instituto Nacional de Técnica Aeronáutica, solo vivió dos años más. El 27 de noviembre de 1956, con 39 años, murió en un accidente en la base de Torrejón de Ardoz. Según figura en la crónica de ABC, se estrelló contra una zona en obras cuando volaba a baja altura a bordo de una avioneta. Dejó viuda y tres hijos.