Carmena cuadruplica el presupuesto del Orgullo Gay y lo lleva a Sol y Madrid Río

El Ayuntamiento destinará 250.000 euros al patrocinio de las actividades. El año que viene se prevé una partida de 750.000 euros para la cita mundial en Madrid

MadridActualizado:

El Ayuntamiento de Madrid y MADO (Madrid Orgullo) ya tienen casi todo listo para que eche a rodar la fiesta del Orgullo Gay 2016. En esta ocasión, el festejo será más grande que nunca, «un ensayo general del World Pride, que acogerá la capital en 2017», explica Juan Carlos Alonso, presidente de Aegal (Asociación de Empresas y Profesionales para Gays y Lesbianas de Madrid), entidad que forma parte de MADO y que ha conseguido traer este gran evento a la ciudad el próximo año.

El gobierno de Manuela Carmena ha multiplicado por cuatro el presupuesto de estas fiestas en su primer año de gobierno. De los 60.000 euros que se venían aportando de las arcas municipales en ediciones anteriores, se ha pasado a 250.000 euros (200.000 para MADO 2016 y el resto, para dar cabida a otros colectivos LGTB que han presentado sus proyectos a través de diversas actividades).

El motivo de este incremento presupuestario se debe a la ampliación de las actividades culturales por diversos puntos de la villa, siempre con miras al World Pride. Para este acontecimiento mundial, el Consistorio prevé invertir en 2017 alrededor de 750.000 euros: medio millón irá a parar íntegramente a acciones de producción e impulso del megaevento durante todo el año, y el resto se lo reserva la Corporación local para promoción internacional y en medios de la cita.

Descentralización

Toronto (Canadá) fue punto de encuentro del World Pride 2014. Reportó a la ciudad 500 millones de dólares canadienses (440 millones de euros), según informa Aegal. Madrid prevé recibir para entonces alrededor de 2 millones de visitantes. En el Orgullo de este año se espera rebasar el millón.

El Ayuntamiento solo venía patrocinando las acciones que llegaban a la plaza del Rey con el festejo anual de MADO, pero ahora ayudará a financiar todo lo que englobe la celebración, que en esta ocasión se extenderá hasta Madrid Río y cambiará la plaza del Callao por una más grande, la Puerta del Sol.

La apuesta de Ahora Madrid es la descentralización. No solo de las competencias de Cibeles a las Juntas de Distrito, sino también de los grandes eventos de la capital. Ya ocurrió con el polémico Carnaval 2016, que pasó de desarrollarse en Centro, a Tetuán.

Ocho zonas clave

Si las negociaciones de última hora no lo impiden, el Orgullo Gay 2016 contará con ocho escenarios principales: la plaza de Chueca, que solo albergará el miércoles 29 el pregón; la plaza del Rey, escenario para el festival «Muéstrate»; Puerta del Sol, epicentro musical y de actividades; la plaza de España, para otras actuaciones; la Puerta de Alcalá, para dos grandes conciertos; la explanada del Rey de Madrid Río, que acogerá «ChuecaKids», con un programa elaborado para niños y toda la familia; la calle de Pelayo, para la carrera de tacones y las batallas infantiles de los más pequeños y los adultos; y, por último, la plaza de Colón, que será el punto final de la gran manifestación del 2 de julio.

La marcha, que organiza Cogam (Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid) y Felgtb (Federación estatal de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales) –las otras dos patas de MADO–, discurrirá como en los últimos años, entre la plaza de Carlos V (Atocha) y los Jardines del Descubrimiento. Allí se instalará un escenario móvil para no obstaculizar la circulación rodada el resto de días, donde se espera que intervengan la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, y la alcaldesa, Manuela Carmena, entre otras personalidades.

Lo único en lo que se diferenciará de la manifestación de otros años es que se saldrá con dos pancartas por el derecho a la igualdad de trato ante la ley y que se incrementará la seguridad en las carrozas, como señala Jesús Grande, presidente de Cogam.