Una mujer hace una foto al vídeo, el sábado, en la Plaza Mayor - ABC

Carmena burló a Patrimonio para autorizar el vídeo de Podemos en la Plaza Mayor

La Comunidad ha abierto diligencias previas para estudiar lo ocurrido en la Plaza Mayor. La actuación puede derivar en una sanción de hasta 60.000 euros

MadridActualizado:

Las sombras de complicidad entre el Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena y Podemos para proyectar los papeles de Bárcenas en la Plaza Mayor no cesan. Más allá de la autorización de la campaña, que el propio Consistorio reconoció este lunes, se sabe ahora que la Junta del distrito de Centro no informó a la Comisión Local de Patrimonio sobre la actuación en el emblemático enclave de la capital, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC). Ante esta presunta irregularidad, el Gobierno de la Comunidad de Madrid anunció la apertura de diligencias para estudiar lo ocurrido, que podría derivar en un expediente administrativo y en una sanción de hasta 60.000 euros.

La intención del Ejecutivo regional, explicó el presidente Ángel Garrido, es llegar al fondo de la cuestión y conocer los detalles de la reproducción del vídeo en la Casa de la Panadería, habida cuenta de que cualquier intervención en bienes protegidos, como eventos o la simple instalación de terrazas, debe contar con un permiso especial de la Dirección de Patrimonio. Sin embargo, ni siquiera se solicitó. Fuentes de este área detallaron a ABC que el tema no se trató en la comisión local del viernes (que se celebró ese día como cada semana), en la que está presente el Ayuntamiento y otros actores del ámbito, porque ni se planteó. No sabían nada.

Desde el Gobierno local, en cambio, sostienen que «no hace falta» tal notificación, como tampoco se hizo en los actos del IV Centenario de la Plaza Mayor. A este respecto, cabe destacar que el penúltimo apartado del artículo 42 de la Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid cataloga como infracción leve «Las intervenciones sobre bienes muebles declarados de Interés Cultural o de Interés Patrimonial que carezcan de la correspondiente autorización o incumpliendo las condiciones recogidas en la misma».

El Consistorio burló el dictamen de Patrimonio y lo autorizó sin su consentimiento, pese a que la reunión tuvo lugar apenas un día antes. Podemos, responsable del «videomapping», alquiló el proyector a la empresa Snake Producciones. Como informó este periódico, los papeles de Bárcenas, con las identidades de «R. Rato», «M. Rajoy», «Pío García Escudero», «D. Cospedal», «J.M. Villar Mir» y «Federico Trillo» y el eslogan que «Que no vuelvan», se proyectó en bucle sobre una de las fachadas de la plaza –de titularidad municipal– durante más de dos horas, desde las 21 hasta las 23.30 del sábado. «Es un episodio absolutamente lamentable de utilización del espacio público de una forma absolutamente perversa. Para utilizar un BIC se requiere un permiso de la Comisión de Patrimonio que no se ha concedido ni ha sido solicitado», censuró Garrido.

Explicación contradictoria

Pero la mala praxis del Gobierno de Manuela Carmena en este caso no solo se reconoce en este silencio, también en las explicaciones contradictorias que ha dado en las últimas 48 horas. Si bien su primera postura fue la de echar balones fuera y alegar que únicamente existía un permiso preliminar y no definitivo de un técnico, sin que el concejal de Centro, Jorge García Castaño, firmase una «autorización expresa», ayer dijeron lo contrario. La primer teniente de alcalde, Marta Higueras, detalló que el polémico vídeo de Podemos sí contaba con el beneplácito de la Corporación, aunque insistió en que no revisaron el contenido. «El Ayuntamiento lo único que ha hecho es autorizar un acto; se sabía que iba a ser una proyección, pero no el contenido», declaró Higueras.

La corrección, curiosamente, llegó después de que la formación morada señalase sin ambages que obtuvo el permiso del Consistorio, en contra de lo mantenido hasta entonces por el Gobierno de Carmena. «Todo lo que había que pedir se pidió y fue concedido», aseguró la portavoz adjunta en el Congreso, Ione Belarra, en una entrevista en la Ser. Todo, meses después de que los ediles de Podemos en la capital renunciasen a su partido para concurrir con Más Madrid y Carmena en las elecciones del próximo 26-M.

Expediente denegado

Entre los mensajes cruzados, acaso como respuesta, Higueras se puso en modo defensivo ante una posible sanción de la Junta Electoral: «Ahí el Ayuntamiento no tiene nada que ver, supongo que Podemos en este caso acatará la decisión de la Junta Electoral». Sea como fuere, la reproducción del vídeo podría incurrir hasta en tres ilegalidades: la ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad, la ordenanza de Publicidad Exterior de Madrid y la ley de Régimen Electoral General.

La Junta de Centro, en segundo término, se ha negado a facilitarle al PP el expediente sobre la proyección, con el argumento de que deben solicitarlo por escrito. «¿Qué tiene que ocultar Carmena para no querer enseñar ese expediente que está en esas dependencias?», espetó el portavoz popular, José Luis Martínez Almeida, que denunciará el caso a la Junta Electoral.