Los candidatos a liderar el PSOE-M: entre la unidad y dar fuerza a la militancia

Franco, Lobato y González Jabonero explican a ABC los puntos fuertes de sus programas y cuáles son sus objetivos

MadridActualizado:123
  1. «Hay que dinamitar las trincheras»

    José Manuel Franco (derecha), junto a Ángel Gabilondo
    José Manuel Franco (derecha), junto a Ángel Gabilondo - EFE

    José Manuel Franco (Pobra do Brollón, Lugo, 1957) es el más veterano de los candidatos a la secretaría general del PSOE-M. También el que acumula más experiencia. Diputado de la Asamblea desde 1995, ha vivido en persona las convulsas últimas décadas en la formación socialista madrileña. Ahora, se presenta con una meta: conseguir la unidad.

    Muchos le califican como el «candidato del aparato». Él no lo niega, pero se defiende: «El aparato hace una función esencial. Además, este aparato sale de un proceso que se generó con participación muy elevada, no tiene nada que ver con los anteriores». En todo caso, prefiere ser «el candidato de los militantes».

    Su obsesión es la unidad: «Somos demasiado pocos para prescindir de algunos». Por eso, afirma que «es un error colocar trincheras falsas»: «Hay que dinamitarlas, tienen que desaparecer». Opina que es la única salida para la formación, que lleva más de 20 años sin gobernar en la Comunidad y en el Ayuntamiento de Madrid.

    No cierra la puerta a una integración posterior: «Nuestra candidatura nace con vocación de sumar, es un proyecto abierto, puede sumarse quien quiera». Asegura que es «el espíritu del 39 Congreso del PSOE», el que eligió a Pedro Sánchez como secretario general, «que llega a Madrid». Propone «que todas las cuestiones importantes pasen por la militancia».

    Franco cree que es la reacción lógica tras el Comité Federal del PSOE que terminó con la dimisión de Sánchez: «Aquello fue un punto de inflexión; los militantes tienen hambre de participación y no concibo el partido sin esa participación». Así cree que deben elegirse los candidatos de las próximas elecciones.

  2. «Volver a hacer política»

    Juan Lobato
    Juan Lobato - EFE

    Juan Lobato (Madrid, 1984), alcalde de Soto del Real y diputado regional, tiene un mantra en esta campaña por las primarias: «Dejar de estar en lo orgánico y hacer de nuevo política; recuperar las razones por las que entramos en el partido». Eso es lo que considera «el eje del cambio trascendental» que necesita el PSOE-M: «Hagamos política y no peleas por las listas».

    Su propuesta pasa por que los militantes decidan «quiénes integran y en qué orden las listas». Algo que «llevaría al fin de las familias, a que dejaran de pelearse porque uno mete a 16 y el otro a 14», indica. Esta acción, afirma, «supone un cambio trascendental en las dinámicas del partido: ya no serán los tres de siempre que se meten en un despacho y deciden que va una cuota de cada familia; se rompe con el problema de la división interna, que no se debe a un problema ideológico, sino de lucha de poder entre familias».

    El aspirante más joven de los tres está convencido de que «con tres candidatos fuertes, se llegará seguro a la segunda vuelta» en las primarias. Una vez que uno de ellos salga elegido, «estaremos todos a una; si ganamos nosotros, será así, por supuesto; y si es otro el que gana, contará con nuestro total apoyo».

    Es partidario de que los candidatos a la Comunidad y al Ayuntamiento de la capital se elijan «en primarias abiertas a la ciudadanía». «Ojalá se presente Gabilondo», dice, «pero también más gente; que la sociedad de Madrid vea que el PSOE tiene mucho que ofrecer».

    Lo único que echa en falta ahora son debates «de verdad, con eco mediático, con preguntas e interpelaciones entre candidatos; el que se va a hacer hoy es en un formato clandestino, para pasar desapercibidos».

  3. «La militancia en Madrid está harta»

    Eusebio González Jabonero
    Eusebio González Jabonero - EFE

    Eusebio González Jabonero (Madrid, 1974) cree que la campaña de las primarias «está siendo muy complicada porque supone enfrentarnos a toda una estructura de poder que quiere escribir el futuro en nombre de la militancia pero sin ella». El único sin un cargo institucional en la actualidad, fue el último en presentar su candidatura. Su nombre está asociado al «tomasismo».

    A consecuencia de las complicaciones que señala, González Jabonero cree «la militancia está muy poco activa; en Madrid está harta y eso lleva a la resignación». Su candidatura, dice, «es la de la gente que no se conforma con eso». De ahí que se fije como gran objetivo «romper con el concepto de partido profesionalizado, donde sólo hacen política los que tienen cargos públicos».

    Hombre del equipo del exsecretario general madrileño Tomás Gómez, no reniega de ello, pero advierte: «Hay mucho interés en que cualquier elección de militantes sea una guerra en nombre de otros». Para él, lo importante es «solucionar el hecho de que el PSOE de Madrid siga siendo la tercera o la cuarta fuerza política». Además, recuerda, «los tres candidatos a primarias hemos pertenecido a la ejecutiva de Tomás Gómez».

    Entre sus propuestas, está la de abrir la Asamblea de Madrid a la calle: «Es la casa más insoronizada, nada de lo que pasa dentro salía al exterior y nada de la calle entraba». Este candidato propone rebajar a 40.000 las firmas necesarias para presentar una iniciativa popular y que los ciudadanos puedan presentar y defender proposiciones no de ley. En cuanto a los candidatos de 2019, deben elegirse por «primarias abiertas que habrían de celebrarse como muy tarde en mayo de 2018».