Candela, hormigón como arte
Interior de la Iglesia de La Milagrosa (México), diseñada y construida por Félix Candela en 1953, una de las obras que marcó su trayectoria

Candela, hormigón como arte

Actualizado:

POR CATALINA OQUENDO B.

MADRID.No lo conoció en vida. No pudo sentarse horas a escucharlo. Pero los aportes del arquitecto madrileño Félix Candela (1910-1997) llegaron con claridad a su nieta, Julia Gómez Candela, quien cree que «La conquista de la esbeltez», la exposición que sobre la obra de su abuelo tiene lugar en el Centro Conde Duque, es la oportunidad para que los jóvenes se acerquen a sus obras.

Candela era el hombre que se aventuró a construir estructuras en hormigón armado con belleza. Algunas tan conocidas como el Pabellón de los Rayos Cósmicos en la Universidad Nacional Autónoma de México o L´Oceanographic, de Valencia, entre otras 800 construcciones, o, si sólo miramos a Madrid, la estación de Metro de Puerta del Sol y la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe junto al Parque de Berlín. La Fundación Juanelo Turriano, la Universidad Politécnica de Madrid y el Ayuntamiento han preparado esta muestra, en la que se combinan proyectos, con dibujos preparatorios, maquetas, fotografías y documentos inéditos del artífice de los cascarones de hormigón.

La muestra busca, según el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón, que los madrileños conozcan más al arquitecto «que llevó el nombre de Madrid por el mundo» y que, tras pasar por el campo de concentración de Perpiñán, se exilió en México durante la Guerra Civil. Fue en ese país donde construyó el Palacio de los Deportes para las Olimpiadas de 1968, el mercado de Coyoacán, decenas de iglesias y el restaurante de los Manantiales, en Xochimilco, que marcó su estilo conocido como paraboloide hiperbólico.

Pepa Casinello, comisaria de la exposición, afirmó que la retrospectiva no sólo permite ver cómo Candela conquistó la esbeltez de la forma en un momento en el que apenas se construía con estructuras de hormigón armado. «Hay que imitar también su modelo de pensamiento. Él buscó la libertad y alcanzó la independencia a través del conocimiento», dijo Casinello.

La muestra se inicia con una explicación de la «Aventura laminar de la arquitectura», que contextualiza los logros de Candela; junto con fotografías familiares y documentos personales. El camino sigue por sus colaboraciones en Madrid, con maquetas y un croquis original de uno de sus diseños, la iglesia de la Milagrosa en México. Y termina en una sala dedicada a la faceta de Candela como profesor y en ella, el homenaje que más de 20 universidades del mundo, así como estudiantes hicieron al pionero madrileño.

Qué: «Félix Candela. La conquista de la esbeltez»,

Dónde: Bóvedas del Centro Cultural Conde Duque. C/ Conde Duque, 11

Cuándo: Hasta el 18 de abril. De martes a sábado, de 10 a 14 y de 18 a 21 horas; domingos y festivos, de 10.30 a 14 horas; lunes, cerrado.