Pistolas decomisadas por los agentes al agresor
Pistolas decomisadas por los agentes al agresor

Un «camello» agrede a su mujer lanzándole un plato a la cara en Carabanchel

Se trata del segundo caso de violencia de género que tiene lugar en la capital en menos de una semana

MADRIDActualizado:

La Policía Municipal detuvo ayer a un hombre acusado de agredir a su mujer estampándole un plato en la cara. La mujer avisó a los agentes tras lo ocurrido y, además, les facilitó dos armas de fuego que su pareja guardaba en la vivienda que compartían, situada en el distrito de Carabanchel.

Al parecer, según las primeras investigaciones, el agresor se dedicaba al trapicheo de sustancias estupefacientes, por lo que acumulaba bastante cantidad de dinero en efectivo en la vivienda, que también fue entregado por la víctima.

Segundo caso

Este es el segundo caso de violencia de género conocido que se produce en la capital en menos de una semana. El primero tuvo lugar durante la madrugada del domingo al lunes. Los agentes detuvieron a un hombre por abofetear en la calle a su mujer delante de sus hijos pequeños y de la propia Policía.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 00.30 horas en la plaza de Santos de la Humosa, en el barrio de Hortaleza. Los agentes fueron avisados por una reyerta en la vía pública. Al llegar al lugar observaron a cuatro personas (un varón, su pareja y dos hijos de ésta) discutiendo y peleándose por asuntos económicos.

Cuando los agentes intentaron mediar, el hombre pegó un bofetón a su mujer en la mejilla izquierda. Como sangraba del labio inferior, fueron avisados los sanitarios del Samur para atenderla. El hombre, de 54 años, acabó detenido.

Hasta el lugar acudió también un hijo de la víctima, de 18 años, que intentó pegar al agresor sin conseguirlo. De la rabia contenida, el joven la emprendió a golpes contra un coche estacionado en el lugar, destrozándole el retrovisor izquierdo y dañando el paracoches delantero. El dueño del vehículo bajó al lugar, por lo que fue conminado a denunciar los hechos en comisaría.