Butacas del Lara a 350 euros la pieza
La «bombonera», muy deteriorada, ayer al inicio de la función | FRANCISCO SECO

Butacas del Lara a 350 euros la pieza

MARÍA ISABEL SERRANO | MADRID
Actualizado:

A 350 euros. A ese precio se pusieron anoche a la venta cada uno de los 317 asientos que componen el patio de butacas del Teatro Lara, uno de los más antiguos y coquetos de Madrid.

No hay más remedio que renovar la famosa «bombonera». Pero como no parece haber suficientes fondos para la restauración de todo el local, la dirección del Lara solicitó ayer el mecenazgo «de quienes se sientan comprometidos con la cultura».

Y allí estaban, para comprar su butaca, la actriz Maribel Verdú y las primas hermanas Alba Flores y Elena Furiase, nietas de Lola Flores. Primero la función. Después, la adquisición. En taquilla o a través de operación bancaria. Da igual. Como reconocimiento a esta «aportación», el comprador tendrá una placa con su nombre en las nuevas butacas. También será posible llevarse el original, una vez que sean sustituidas a partir de agosto de 2010.

Este asunto ha traído cola. Estaba claro que las butacas ya no reúnen las condiciones adecuadas. Son preciosas, eso sí, de piel negra y madera noble, pero están seriamente deterioradas. Hace ahora un año, la Asociación de Amigos de los Teatros (Amite), alegó que el mobiliario del Lara también era un bien cultural inventariado, como el propio teatro. Entonces, la Comunidad de Madrid lo negó.

Réplicas exactas

Ayer, de nuevo, Patrimonio Artístico, del Gobierno regional, recordaba que ninguna de las butacas es original -el Lara se construyó en 1879-, sino que datan de reformas posteriores realizadas a partir de 1930.

Los nuevos asientos serán una réplica exacta de los actuales y, además, tendrán que adecuarse a la normativa vigente sobre seguridad y evacuación, tal y como ordena Patrimonio, organismo que, sin embargo, accede a la conservación de 36 asientos en las primeras filas porque «hay espacio libre frente a ellos».