El tráfico fluido en la A-6
El tráfico fluido en la A-6 - EFE

Bruselas «indulta» a Madrid de las multas por alta contaminación

Inés Sabanés considera que la decisión de la Comisión Europa de no sancionar a España ante el Tribunal de Justicia de la UE por la calidad del aire es un «voto de confianza»

MADRIDActualizado:

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha opinado que la decisión de la Comisión Europa de no sancionar a España ante el Tribunal de Justicia de la UE por la calidad del aire de Madrid y Barcelona es un «voto de confianza» que «respalda» la actuación del Ayuntamiento a través del Plan A. «Es una noticia muy importante que la UE respalde la estrategia del Ayuntamiento de Madrid y de Barcelona en la lucha contra la contaminación y el cambio climático», ha indicado Sabanés en un encuentro en el que ha recordado que muchas de las medidas del Plan A requieren del concurso de las otras dos administraciones, la regional y la estatal.

Sabanés tiene claro que la salud de los ciudadanos «está por encima de cualquier procedimiento administrativo» y que «la amenaza de contaminación que afecta a la ciudad» está ahí y hace que «nadie se libre de los problemas de salud»: «Hay que seguir trabajando a tope». «No nos hemos librado del problema de la contaminación todavía pero aplicando al máximo las medidas nos libraremos de la vigilancia de la UE y del efecto nocivo de la contaminación sobre la salud», ha recordado.

Este anuncio se produce solo unos días después de que ABC publicara las sanciones a las que España tendría que hacer frente en el caso de que los episodios de alta polución persistieran en Madrid y Barcelona. Estas, según los baremos de la UE, sería de 2.700 euros diarios en adelante.

Respaldo y confianza

Sabanés ha sentido un respaldo y confianza en el trabajo que se ha hecho y que se sigue haciendo con un Plan A entendido como «una herramienta fundamental que piden que se aplique con rigor y con intensidad y sin relajarse bajo ningún concepto». «Hay que trabajar con toda la urgencia porque vamos contrarreloj» porque la situación es de «absoluta emergencia», ha sostenido.

La titular de Medio Ambiente ha considerado que Europa ha tenido en cuenta los planes presentados, la evolución de todo lo relacionado con los niveles de emisiones contaminantes y la información que quincenalmente ha ido transmitiendo el área a Bruselas sobre, por ejemplo, la compra de autobuses o la puesta en marcha de líneas electricas de recarga.