Ana Botella: «Tenemos especial cariño al colegio, pero hay que garantizar seguridad»
Jornada de puertas abiertas del Colegio San Ildefonso - EFE

Ana Botella: «Tenemos especial cariño al colegio, pero hay que garantizar seguridad»

Por su parte, Lucía Figar tacha de «excesivamente alarmista» el primer informe del Ayuntamiento sobre el colegio San Idelfonso y asegura que se realizará un segundo informe

MADRID Actualizado:

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha subrayado este jueves en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno el «vínculo sentimental» que la une al colegio y residencia San Ildefonso para destacar que es la seguridad de los niños y sus profesores lo que priorizan las futuras obras.

También recordó que la parte que compete al Ayuntamiento, la residencia, presta servicio a los niños que no pueden ser atendidos por sus familias, fundamentalmente integradas por madres solteras. La alcaldesa ha detallado que en los próximos días el Ayuntamiento volverá a reunirse con el AMPA, que habrá podido analizar los informes técnicos, la copia de la ITE y el informe de las patologías del edificio.

«Trabajamos con transparencia y ofreciendo toda la información de nuestro ámbito competencial», ha asegurado. Ha insistido igualmente en que el edificio «ni se vende ni se destina a otro uso diferente al actual» y que lo que prima es «evitar riesgos necesarios y garantizar la seguridad de los niños y de los trabajadores».

Sin embargo, la consejera de Educación y Empleo, Lucía Figar, ha tachado este jueves en el Pleno de la Asamblea de Madrid de «excesivamente alarmista» el informe del Ayuntamiento de Madrid que advierte de los daños estructurales del edificio que ocupa el colegio San Ildefonso y ha asegurado que la Comunidad espera que los alumnos continúen sus clases en septiembre.

Figar ha adelantado en respuesta a una pregunta de la diputada Eulalia Vaquero Gómez, de IU-LV, que se realizará un segundo informe para acometer las obras necesarias durante las vacaciones escolares para no perturbar a los alumnos, tal y como se lo ha trasladado el concejal del distrito Centro. La intervención de la consejera ha sido escuchada desde las gradas de la Cámara regional por varios de los padres afectados por el posible desalojo, a quienes el portavoz del PSM en la Asamblea de Madrid, Tomás Gómez, ha trasladado su respeto en una de sus intervenciones.

Asimismo, ha destacado que la Consejería siempre ha tratado con especial cuidado este colegio al ser el más antiguo de Madrid y ha reprochado a la diputada que se le acuse de faltar a respeto a los alumnos y padres. »La responsabilidad de la Consejería es garantizar la escolarización de todos los alumnos. Y así lo haremos. Hablé con el concejal de Centro y habrá un segundo informe», ha apuntado Figar, quien ha tachado de falsas las acusaciones acerca de que no se han reunido con el colegio.