De Belenes por Madrid

Cada Navidad, el Ayuntamiento se propone recuperar el símbolo cristiano más característico de esta época, el Belén. Por ello, saca a sus plazas y calles auténticas joyas que durante los anteriores

POR M. AMADO. MADRID
Actualizado:

Cada Navidad, el Ayuntamiento se propone recuperar el símbolo cristiano más característico de esta época, el Belén. Por ello, saca a sus plazas y calles auténticas joyas que durante los anteriores once meses han permanecido custodiadas bajo llave. Pero los madrileños y visitantes no sólo podrán admirar piezas artísticas sobre el adoquinado de la ciudad. Otras instituciones también aprovechan estas fechas para mostrar al público sus tesoros más escondidos. Comencemos el recorrido por los Belenes en la ciudad.

Al aire libre

Como el pasado año, la Plaza de la Villa acoge hasta el 7 de enero el Belén del Ayuntamiento. A las más de 150 figuras del escultor José Luis Mayo Lebrija mostradas en la Navidad del 2005, se suman estas fiestas once construcciones y nuevas escenas bíblicas, como la Anunciación a María, Pidiendo Posada y la Huida a Egipto.

Del centro de la ciudad encaminamos nuestros pasos hasta la plaza de Azca para visitar dos belenes muy distintos. El primero es una reconstrucción plástica e histórica de la infancia de Jesús de Nazaret y está formado por más de 600 figuras en un escenario de 170 metros cuadrados de superficie. El segundo, es un singular Belén gigante formado por más de 100.000 globos...

En el subsuelo

Del asfalto callejero bajamos por las escaleras del Metro, que un año más quiere celebrar estas fiestas navideñas con los viajeros. Por ello, en la estación de Nuevos Ministerios (en la zona de facturación), y bajo una carpa cubierta, ha instalado un gran belén animado con figuras en movimiento. Como singularidad, cuenta con efectos de luz que crean tanto el amanecer como el anochecer a través de más de 1.500 fibras ópticas. También es posible ver el río y las fuentes por las que mana agua natural que va a desembocar a un pequeño acuario en cuyo interior hay un Belén submarino. El autor es el maestro belenista Francisco Martínez Rojo, quien, además, dará clases a los más pequeños sobre cómo realizar estas escenas representativas de la Navidad (días 22, 23, 26, 27, 28, 29 y 30 de diciembre, y 2 y 3 de enero, de 11.00 a 13.00).

Bajo el agua

El Belén que tradicionalmente se instala en el tanque de los tiburones del Zoo Aquarium de Madrid cuenta este año con una figura más. Se trata de un ángel, que comparte escenario con la Virgen María, San José, el Niño, los Reyes Magos y un pastorcillo. El conjunto se corona con una Estrella de Navidad que, gracias a la destreza de los técnicos del Aquarium, se mantiene flotando en el agua entre los animales que habitan el gran acuario.

Pero éste no es el único Belén instalado en el agua. Un año más Bomberos Unidos sin Fronteras (BUSF), Obra Social Caja Madrid y el Patronato Municipal de Alcorcón organizan el Belén Subacuático Solidario. Todos aquellos niños que lo deseen podrán admirar esta instalación sumergidos en el agua y bajo la supervisión de expertos buceadores de BUSF. Será en el polideportivo La Canaleja (avenida Circunvalación, s/n, Alcorcón), hoy, de 17.00 a 20.00, y mañana, de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 (3 euros de donativo opcional).

En museos

De nuevo, los museos de raíz madrileña se suman a este singular recorrido. Es el caso del Municipal (Fuencarral, 78), con su Belén napolitano del siglo XVIII; el de San Isidro (plaza de San Andrés, 2), con su Belén tradicional, y el de la Ciudad (Príncipe de Vergara, 140), que acoge hasta el 21 de enero la tradicional exposición de Belenes de la región de Murcia.

Seguimos con el Museo Nacional de Artes Decorativas (Montalbán, 12) y su nacimiento napolitano del XVIII, perteneciente a su propia colección.

En centros culturales

En esta ruta no podía faltar la Asociación de Belenistas de Madrid, que un año más expone sus piezas en el Centro Cultural Casa del Reloj (paseo de la Chopera, 10).

En iglesias

Seguimos con las iglesias. En la Basílica Pontificia de San Miguel (San Justo, 4), los visitantes podrán admirar hasta el 10 de enero el Belén popular monumental, obra del escultor José Luis Mayo Lebrija.

Una parada especial merece la Catedral de la Almudena (Bailén, 10), y no sólo por su Belén artístico con figuras de Mayo realizado por el padre Félix Castedo, sino también por el Belén monumental del padre José María Durán.

De la Basílica de San Francisco El Grande (plaza de San Francisco, s/n) y su Belén popular pasamos a la Real Iglesia de San Ginés (Arenal, 13). En el templo podemos admirar un Misterio barroco con figuras vestideras de tamaño académico realizado por Cayetano Ramírez y Bernardo Toribio. Y otro Misterio barroco, con figuras de vestir de tamaño natural, se muestra en la Iglesia de Nuestro Padre Jesús de Medinaceli (plaza de Jesús, 2).

En este recorrido belenístico también hay espacio para las nuevas tecnologías. Es el caso de la Parroquia del Santísimo Cristo de la Victoria (Blasco de Garay, 33), con su Belén informatizado con figuras de Castells, Nicolás y Mayo, y de la parroquia de los Doce Apóstoles (Velázquez, 88). En esta última se puede admirar un gran belén artístico con narración y efectos especiales controlados por ordenador.

Seguimos con dos belenes de gran valor artístico. Es el caso de la Natividad de la Real Iglesia de San Antón (Hortaleza, 63), con figuras de Francisco Salcillo, del XVIII, y del Belén de los Cruzados de la Fe (Atocha, 87 bis), con tallas policromadas del XVIII y XIX. Recordemos que éste último cuenta con una Medalla de Oro Internacional.

Y si nos dirigimos a la Real Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol (plaza de San Andrés, 1) podremos admirar su Belén napolitano en marfil, del XVIII, que se encuentra instalado en una hornacina al final de la nave del templo.

Patrimonio Nacional

Fiel a su tradición de exponer al público nacimientos y otros objetos navideños en los diversos Palacios Reales y Monasterios de Fundación Real, Patrimonio Nacional invita desde el pasado viernes a un nuevo recorrido artístico e histórico. Comenzamos en el Palacio Real (Bailén, acceso por el Arco de Santiago), que exhibe su espectacular Belén napolitano, cuyas figuras más antiguas fueron traídas por el propio Carlos III.

Seguimos por una de las iglesias más importantes de Madrid del segundo tercio del siglo XVII, el Convento de Santa Isabel (Santa Isabel, 48). En este templo se instalan tradicionalmente dos Belenes: uno popular en el altar de la Inmaculada, y otro más cortesano en el altar de San Leandro.

Dentro de la colección de Belenes del Monasterio de las Descalzas Reales (plaza de las Descalzas, 1) se encuentra un grupo de 70 figuras que siempre han estado en la clausura y han sido utilizadas por las religiosas para instalar los Nacimientos conventuales. Ahora es una oportunidad única de admirarlo.

En el Monasterio de La Encarnación (plaza de la Encarnación, 1) se encuentra el Nacimiento monacal. Las figuras proceden de dos momentos de fabricación claramente diferenciados: Artes Cristianas de Olot de finales, del siglo XIX, y José Luis Mayo Lebrija, del siglo XX. Concluimos el recorrido promovido por Patrimonio Nacional fuera de los límites de Madrid, en la Capilla del Palacio Real de Aranjuez. A los pies de sus tres magníficos altares se muestran diversas obras del Real Monasterio de la Encarnación, fundación de 1611 debida al Rey Felipe III y, de manera particular, a su esposa doña Margarita de Austria.

En conventos

Volviendo a Madrid, hacemos una parada en el Convento Corpus Christi de las Monjas Jerónimas (plaza del Conde de Miranda, 3). En este templo se exhibe un Belén de gran valor artístico con figuras barrocas quiteñas realizadas por Antonio José Martínez. Seguimos con el Belén popular de carácter sevillano del Convento de las Hermanas de la Compañía de la Cruz (Rey Francisco, 19).

En hospitales

Y terminamos los belenes tradicionales con uno de solera y que en más de una ocasión ha alegrado las esperas médicas. Se trata de las figuras artísticas del Hospital de San Rafael (Herrero de Tejada, 3).

Belenes proyectados

Cambiamos de tercio y, aunque seguimos con belenes, tendremos que dirigir la mirada hacia fachadas para realizar un recorrido arquitectónico y pictórico. Nos referimos a los Belenes proyectados, que el pasado miércoles inauguró el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, en la plaza de Oriente. Hasta el próximo 30 de diciembre, de 18.00 a 24.00 horas, ocho iglesias centrarán la atención de los viandantes con proyecciones que se unirán para crear un gran belén.

En esta ocasión, las imágenes escogidas son obras pictóricas de los fondos del Museo del Prado y de Patrimonio Nacional. Además, a través de fundidos y juegos con los lienzos originales, se proyectarán dibujos realizados por niños que reinterpretan los pasajes bíblicos de las imágenes de los grandes maestros.

Este singular recorrido comienza en la Parroquia de San Ildefonso (plaza de San Ildefonso, s/n) y continúa por la Parroquia de San Marcos (calle de San Leonardo, 10), Parroquia de Santa Teresa y San José (plaza de España, 14), Real Monasterio de la Encarnación (plaza de la Encarnación, 1), Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas (Sacramento, 11), Real Monasterio de las Descalzas (plaza de las Descalzas, 1). Real Iglesia parroquial de San Andrés Apóstol (plaza de los Carros) y Parroquia de la Virgen de la Paloma y San Pedro el Real (plaza de la Virgen de la Paloma).

A tamaño natural

Volvemos a salir de la ciudad para acercarnos hasta la localidad de San Lorenzo de El Escorial, que hoy viernes inaugura su tradicional Belén a tamaño natural. Este año la superficie de calles y plazas dedicada a las diferentes escenas alcanza los 6.000 metros cuadrados y se incorporan dieciocho nuevas figuras humanas, veinticinco animales y treinta palmeras.

Materiales exóticos

Terminamos con la propuesta «Exposición de Belenes del Mundo en La Vaguada», propiedad de la coleccionista gallega Amparo Barreiro. La muestra reúne piezas artesanas realizadas con piedra de jabón, galletas de jengibre, cera de abeja, palo de rosa, hoja de banano, hilo de oro, madera...