Begoña Villacís posa para ABC en la Plaza de la Villa
Begoña Villacís posa para ABC en la Plaza de la Villa - JOSÉ RAMÓN LADRA

Begoña Villacís: «Me acuesto y sueño con ser la alcaldesa de Madrid»

La edil se siente confiada tras los resultados de las últimas encuestas. Ya tiene claras algunas de sus políticas para Madrid. Algunas de ellas pasan por revocar y replantear grandes proyectos de Carmena como el cierre al tráfico en el centro

MadridActualizado:

Alcanzó el escaño municipal como cabeza de lista por Ciudadanos hace tres años sin haber tocado la política. Antes de dar el salto al Ayuntamiento, esta madrileña de 40 años había ejercido como abogada; se curtió durante una década en Legálitas. Es licenciada en Derecho, tiene un máster en Asesoría Fiscal y Derecho Tributario por la Universidad de Comillas y un curso superior de Mediación por la Rey Juan Carlos. Asegura que no tiene nada que esconder sobre su formación y su pasado, y reconoce que, tras los resultados de las encuestas del último mes posicionando a su partido como el más votado en la capital, ya se ve como alcaldesa. De hecho, ya está planeando su mudanza para vivir con su familia próximamente en la capital.

–¿Se acuesta y sueña con instalarse en el Palacio de Cibeles?

–Sí. La verdad es que sí, pero ya lo soñaba en 2015. Yo creo que sería bueno para Madrid que Ciudadanos gobernase. Estamos mucho más preparados que hace tres años. Creo que para meterte a un proyecto como el de Madrid es imprescindible haber pasado por la sociedad civil y es más que conveniente haber pasado por una oposición, sobre todo con siete concejales, en el que tienes que vaciarte, currarlo y echarle muchas horas.

–¿Tiene miras al Congreso?

–No. No sé si en un futuro me gustaría, pero por mi forma de ser lo que más me gusta es la política local. Los políticos impacientes que queremos ver cómo se transforman las cosas, hacer calle, tocarlo, estamos destinados a hacer política local.

–¿Cómo valora el asalto del PSOE a La Moncloa esta semana y cómo cree que le puede afectar a su partido en las próximas elecciones, tanto Municipales como Autonómicas y Generales?

–La corrupción tiene que pasar factura al PP, pero deben ser los ciudadanos quienes lo hagan en las urnas. No se puede entregar un país a partidos que quieren destruirlo, como Bildu o Esquerra. Lo que queda claro es que Rajoy y Sánchez, con tal de huir de las elecciones democráticas, han condenado a España al Gobierno más débil de su historia, y eso en medio de una crisis constitucional sin precedentes derivada del golpe a la Democracia en Cataluña. Por otro lado, es patente que Podemos quiere entrar en el Ejecutivo de Sánchez a toda costa para seguir la línea de lo que están haciendo en el Ayuntamiento de Madrid: construir redes clientelares.

–El Grupo Municipal Popular ya ha dejado claro que revocará la mayoría de los proyectos puestos en marcha por Ahora Madrid. ¿Qué haría si llega a Cibeles con la APR de Centro?

–Está mal planteada de origen. No puede ser que una persona de un barrio pueda utilizar su coche por ser residente, pero que cuando tenga que salir obligatoriamente de ese barrio vaya a ser multado en otro. Hay que abrir los ejes que ha cerrado la APR porque están mal planteados. Nosotros garantizaremos la Gran Vía porque generaría más atascos cerrarla. No han hecho ni informes de impacto sobre qué van a hacer los coches que pasan por ahí. Acuden a lo fácil: prohibir.

–El futuro alcalde tendrá que decidir si termina de convertir el Paseo de Extremadura en calle...

–Me parece una aberración. Lo revertiríamos sin lugar a dudas. Podemos es un partido incongruente e incoherente. Plantea por un lado poner semáforos en este lugar, a sabiendas de que van a provocar unas retenciones kilométricas que van a llegar hasta Alcorcón, con una falta de respeto por las personas que tienen que ir a trabajar, y sin embargo, por otro lado Podemos llevó a la Asamblea una pregunta a Cristina Cifuentes sobre por qué se formaban estos atascos cuando se hacían obras en la A-5.

–¿Qué solución propondrían para estos vecinos que llevan quejándose desde hace 50 años?

–El soterramiento. Los vecinos se quejan de los ruidos, los humos y de las molestias, de tener una carretera en frente. Con la medida de Ahora Madrid y el PSOE van a tener más atascos, más ruidos y muchos más humos. La solución es muy mala. Cuando Ahora Madrid todavía no era tal fueron muy combativos con el soterramiento de la M-30. Yo preguntaría ahora a esos vecinos qué prefieren, si tener una carretera o un Madrid Río.

–¿Continuarían con la aplicación del callejero y la Memoria Histórica?

–La aplicación ya está hecha. Hay que someterse a los tribunales, porque están echando para atrás muchas calles. Nosotros nos centraríamos en lo que hace falta: asfaltar y limpiar las calles.

–Tal y como están las aguas ahora en política con lo ocurrido con Cifuentes, ¿le puede salir algo en un futuro de lo que tenga que rendir cuentas sobre su formación o su pasado? Le abrimos el confesionario...

–Llevo en política tres años. Nadie puede acusarme de haber utilizado mi escaño para ningún tipo de beneficio. Llevo currando toda la vida y no, sinceramente. Si no estuviese tranquila, no me habría presentado a esto. Y tengo la tranquilidad de tener una profesión donde volver.

–Si fueran la llave de gobierno para convertir al candidato del PP en alcalde ¿Le apoyarían para que la izquierda no gobernase en Madrid y pedirían entrar en Cibeles?

–No damos cheques en blanco. El programa de Madrid pivotaría todo el acuerdo y los pactos anticorrupción, que están funcionando muy bien siempre que te lo tomes en serio, no como el PSOEen el Ayuntamiento de Madrid, que le da igual que haya tres ediles imputados.Sobre entrar en el Gobierno, aspiraremos a ser los primeros.