Unos manteros recogen la mercancía ante la presencia policial
Unos manteros recogen la mercancía ante la presencia policial - JAIME GARCÍA

Barbero destituye al intendente de Centro por actuar contra el top manta

Andrés Serrano, director de la Policía, justifica su purga por «una cuestión de confianza» pese a que el edil del distrito ha tratado de mantenerlo

MadridActualizado:

El responsable de la unidad deCentro-Sur de la Policía Municipal de Madrid, Juan Manuel González Muñoz, tenía los días contados en esta comisaría. Ya estaba marcado en la diana de la cúpula policial por su actuación contra el «top manta» ante la inacción municipal. El pasado miércoles fue cesado de su cargo. El director general del Cuerpo, Andrés Serrano (Podemos), le llamó a su despacho para trasladarle la decisión. El motivo que aludió fue «una cuestión de confianza». Ahora ha sido destinado, o desterrado, a Fuencarral-El Pardo.

El movimiento ha crispado a los vecinos y comerciantes que trabajaban con el intendente mano a mano para que solucionara los problemas de sus barrios. Estaban contentos con él. Y no sólo a ellos, también al propio concejal del distrito, Jorge García Castaño, quien se llevó a González de Chamberí a Centro por su buen hacer. El también delegado de Economía y Hacienda ha tratado de frenar el cambio de cromos a toda costa, como reconocen fuentes internas del Ayuntamiento, pero Serrano y Javier Barbero, delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, le han ganado el pulso.

La actuación de González desde la unidad de Centro-Sur (área comprendida entre los impares de Gran Vía, Las Letras y Lavapiés), sobre todo en materia de manteros, nunca ha convencido al máximo responsable de la polícía madrileña ni tampoco a Barbero, que llegó a cuestionar a los agentes de la unidad, bajo las órdenes de González, tras el fatídico suceso de Lavapiés en el que murió el senegalés Mmame Mbaye.

Coto a sus decisiones

El jefe destituido activó hace medio año un plan para evitar el despliegue masivo de la manta en las calles más conflictivas de su zona de influencia, actuación que se contrarrestó con la instrucción que dio la Jefatura de la Policía Municipal, con Teodoro Pérez a la cabeza, en agosto. Mientras González mantenía un servicio de motos constantemente circulando por los lugares más críticos de la venta ambulante ilegal (Arenal, Postas, Sol, Preciados, Plaza Mayor) para prevenir su presencia, el inspector jefe prohibía patrullar con vehículo policial por estas vías por ser peatonales. El intendente pidió entonces una explicación, pero nadie le respondió.

El coto a sus decisiones fue a más. El pasado 17 de septiembre, cuando estaba de vacaciones, crearon una sección para controlar el «top manta» en la Gran Vía de cara a la campaña de Navidad con 139 agentes recién salidos de la academia. González cuestiona el dispositivo por considerarlo peligroso para los transeúntes. Esta crítica desató el primer intento de Serrano por apartarle del cargo, pretensión que frenó García Castaño, el PP y Ciudadanos tras abordar a Barbero en el pleno del Debate del Estado de la Ciudad el pasado 25 de septiembre. El delegado de Seguridad les aseguró que no se le iba a retirar «porque está trabajando bien». El miércoles 26 de septiembre el edil de Centro transmitió al jefe de Centro-Sur que todo estaba arreglado; comenzaron a trabajar en un plan para Lavapiés y el dispositivo de Navidad. Tras la reunión de González con los manteros en dependencias policiales, a principios de octubr,e para advertirles sobre las reglas del juego en base a la legislación vigente, Serrano selló su sentencia.

Otra «vendetta»

La presidenta de la Asociación de Comerciantes de Preciados, Carmen, Sol y adyacentes (Apreca), Paloma de Marco, muestra su disconformidad con la decisión municipal:«Estamos enfadados. Para la primera vez que llega un intendente con ganas de trabajar y de cumplir la ley, lo quitan de en medio. La Policía Municipal no está para atender a las ideologías políticas, sino la ley». De Marco asegura que van a solicitar al concejal del distrito que se le restituya.

Desde la Plataforma de Lavapiés, su portavoz, Begoña Graciano, también exigirán cuentas al inspector jefe, con quien se van a reunir la semana que viene. «No entendemos la decisión. Queremos que vuelva. Se trata de una persona que los cuatro partidos políticos están a favor de él, también los comerciantes y los vecinos. Es una decisión de la cúpula policial por motivos políticos, pero nosotros somos los perjudicados», señala.

Desde el Área de Seguridad aseguran que el cese responde «a decisiones operativas y técnicas»: «Estos cambios no se deben al mal hacer y buen hacer de nadie».

Serrano ha destituido también a Jesús García Cortijo de la Unidad de Coordinación e Investigación Judicial y lo ha trasladado a Arganzuela. Este responsable se negó a entregar a la Jefatura las diligencias del derrumbe del edificio de General Martínez Campos que se cobró la vida de dos operarios. García Cortijo explicó que estaba bajo secreto de sumario.

El intendente de Centro-Norte, Andrés Altamirano, responsable del «top manta» en los pares de Gran Vía (Primark) y el botellón de Malasaña se va a Tetuán. El jefe de allí, Javier Fernández Ruiz, pasa a Centro-Sur para sustituir a Juan Manuel González.